Páginas vistas en total

viernes, 23 de diciembre de 2011

CHILE. ASESINATO DE MARTA UGARTE, NUEVO CARGO CONTRA LA DINA

Arpillera en Homenaje a Marta Ugarte
(Santiago de Chile, 23 de Diciembre 2011) El Ministro en visita de la Corte de Apelaciones de Santiago, Jorge Zepeda Arancibia, dictó acusación en la investigación por el secuestro y homicidio calificado de Marta Ugarte Román, quien al momento de su detención era miembro del Comité Central del Partido Comunista. La prensa habló de un crimen pasional. 

El magistrado formuló cargo en contra del ex director de la DINA, general (r) Manuel Contreras Sepúlveda, y el mayor (r) Carlos López Tapia, como responsables de los delitos. De acuerdo a la acusación, agentes de la DINA, bajo el mando directo de ambos acusados, dieron muerte a Marta Ugarte Román tras detenerla y torturarla en recintos del organismo represor.

Según testigos, la afectada permaneció recluida en el sector denominado «La Torre» de Villa Grimaldi, muriendo posteriormente a consecuencia de las torturas de que fue objeto. Su cadáver fue arrojado por sus captores al mar, pero no obstante las precauciones que éstos tomaron para evitarlo, fue encontrado semidesnudo y dentro de un saco amarrado a su cuello con un alambre, el 9 de septiembre de 1976 en la playa La Ballena, ubicada en Los Molles. Según el informe de la autopsia, la afectada sufrió en vida una luxo fractura de columna, traumatismo toraxico abdominal con fracturas costales múltiples, ruptura y estallido del hígado y del bazo, luxación de ambos hombros y cadera, y una fractura doble en el antebrazo derecho.  

Un ex agente de la DINA confesó que cuando se aprestaban a cargar un helicóptero Puma con varios sacos con los cadáveres de víctimas, Marta Ugarte comenzó a moverse. Había sobrevivido a una inyección letal. El mismo agente cortó uno de los alambres que ataban un trozo de riel al cuerpo de la dirigente comunista y la ahorcó. Luego su cuerpo fue arrojado al mar. Sin embargo, a pesar de todas las precauciones, el cadáver flotó hacia la playa. (Santiago, La Nación.cl)

No hay comentarios:

Publicar un comentario