Páginas vistas en total

PRESENTACIÓN DE ALDHU

Foto: fotolog.com


La Asociación Latinoamericana para los Derechos Humanos, ALDHU,  organismo internacional no gubernamental de carácter regional, fue fundada el 13 de Agosto de 1980, en Quito Ecuador, para promover la vigencia efectiva de los derechos humanos en América Latina y el Caribe.

Nació en un contexto continental sumamente adverso, en el que la defensa de  los derechos humanos tenía dos objetivos urgentes y básicos: la redemocratización de América del Sur y la pacificación de América Central.  Por ello, la ALDHU se estableció como un espacio de concertación de personalidades intelectuales, políticas, sociales, religiosas y académicas de diversas tendencias, y también de Comités u Organismos nacionales de derechos humanos que se involucraron en la consecución de dichos objetivos; constituyéndose en una instancia concreta para la expresión de la solidaridad activa con la lucha por la democracia, la paz y la libre determinación de los pueblos de América Latina y el Caribe. No representó ni representa los intereses de ningún gobierno, grupo, movimiento o partido  político en particular.

Sus primeras acciones estuvieron dirigidas a promover el retorno democrático de los países que sufrían dictaduras, como Bolivia, Uruguay, Argentina y Chile. Trabajó intensamente por la pacificación en América Central, en especial en El Salvador, Nicaragua y Guatemala. Tuvo un papel muy activo en la solución de la crisis en Panamá y  más tarde, en los procesos de Haití.

El cambio de situación que comienza a producirse en la región a partir de 1985, permite a la ALDHU ampliar su ámbito de trabajo. Iniciados los procesos de transición en América del Sur y con América Central avanzando en la búsqueda de caminos de paz, la Asociación asume la tarea de promover los derechos humanos en toda su extensión, atendiendo no sólo a los civiles y políticos, sino también a los económicos sociales y culturales y a los derechos de los pueblos.

A lo largo de sus más de  treinta años de historia, ALDHU ha sufrido ataques y acoso por parte de los regímenes autoritarios, que en algunos casos han ocasionado la muerte,  persecución y el destierro de sus dirigentes, pero ha recibido también el apoyo de miles de personas, que la alientan a proseguir en la tarea siempre inacabada de promover la vigencia de los derechos humanos en la región.  

Asimismo, ha contado entre sus miembros distinguidas personalidades latinoamericanas, como los ex Presidentes de la República, Raúl Alfonsín de Argentina, Rodrigo Borja de Ecuador, Julio María Sanguinetti de Uruguay, Rafael Caldera de Venezuela, Álvaro Arzú de Guatemala, Luis Echeverría de México, Patricio Aylwin de Chile; los Premios Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel de Argentina y Rigoberta Menchú de Guatemala, figuras políticas de particular relieve como Líber Seregni de Uruguay, Leonel Brizola de Brasil, Radomiro Tomic de Chile, Ernesto Cardenal de Nicaragua, Carmen de Lara Castro y José Félix Fernández Estigarribia de Paraguay, religiosos como Monseñor Leónidas Proaño de Ecuador  y Juan Vives Suría de Venezuela, reconocidos artistas como Oswaldo Guayasamin de Ecuador y  eminentes juristas como Héctor Gros Espiell de Uruguay, entre tantos otros.


La Asociación Latinoamericana para los Derechos Humanos (ALDHU), posee los siguientes reconocimientos legales:
Personería Jurídica otorgada por el Ministerio de Gobierno y Policía de la República de Ecuador, según Registro Oficial N° 1238, del 3 de Diciembre de 1980.
Reconocimiento como Asociación Internacional por El Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Oriental del Uruguay, Resolución N° 106/978 del 13 de Mayo de 1987.
Acuerdo de Cooperación Básica  entre la Asociación Latinoamericana para los Derechos Humanos (ALDHU) y el Gobierno de Bolivia, de fecha  21 de Enero de 1993
Solicitud de Personería Jurídica y aprobación de Constitución y Estatutos como Fundación, por el Ministerio de Justicia de Chile, bajo Folio N° 6623-11 del 24 de Agosto de 2011.
Estrategias y Líneas de Acción
Objetivo
Promover, defender, garantizar y difundir los Derechos Humanos en toda su extensión: Derechos Civiles y Políticos,  Derechos Económicos Sociales y Culturales y  Derechos de los Pueblos, así como impulsar  la convivencia democrática y promover la paz en América Latina y el Caribe, atendiendo a las nuevas amenazas que la ponen en riesgo.
ALDHU, propone  implementar  un conjunto de estrategias direccionando su quehacer hacia la formación de nuevos líderes políticos, sociales y comunitarios que emergen desde las bases, para traspasarles experiencias, conocimientos y herramientas útiles e innovadoras para construir sociedades más fraternas, incluyentes y garantes de la vigencia de los Derechos Humanos y la paz a nivel regional. 
Estas estrategias, ponen a disposición de los ciudadanos un conjunto de conocimientos y herramientas útiles para superar las dificultades y complejidades que enfrentan en cada una de sus realidades. Aporta técnicas   para la transmisión de ideas, el traspaso de experiencias, la generación de redes de integración e intercambio, a través del manejo apropiado de los medios de comunicación,  y la utilización de las modernas tecnologías de la información y comunicación (TICs),  que optimicen su trabajo y capacidad de gestión.
Estas estrategias se implementan mediante el desarrollo de líneas de acción a desarrollarse  en los diversos países de la región, poniendo énfasis en los países andinos y América Central:
  • Diseño e implementación acciones educativas, informativas, de intervención, desarrollo y promoción social, desarrollo comunitario y acciones culturales.
  • Realización de encuentros, seminarios, talleres, cursos virtuales o presenciales, estudios e investigaciones, asesorías y consultorías.
  • Creación de centros de estudios virtuales y presenciales, centros de documentación, bases de datos, redes sociales  y centros culturales.
  • Edición y publicación de libros, boletines, folletos, revistas, publicaciones electrónicas,  producir medios audiovisuales y programas radiales,   según sean sus necesidades.   
  • Implementación de campañas y acciones de incidencia política,  social  y cabildeo, en el ámbito de la aplicación de los derechos humanos y las prácticas democráticas en la región.
  • Desarrollo de acciones de mediación para la solución de los conflictos.