Páginas vistas en total

miércoles, 30 de diciembre de 2020

El estallido de las violaciones a los derechos humanos. Chile.

Después del estallido social Chileno, diversos informes han aparecido comentando las implicancias y analizando cada una de las violaciones a los derechos humanos. Aquí presentamos:

"El estallido de las violaciones a los derechos humanos. Informe sobre los derechos humanos. 18 octubre 2019 -12 marzo 2020”,

Éste es un documento en pdf que se entrega desde una perspectiva multidisciplinaria los hechos ocurridos durante el período entre el 18 de octubre 2019 y marzo del 2020.
Es decir, busca entregar más que nuevos datos e información, una forma distinta de ordenarlos y analizarlos para demostrar que lo vivido en el país durante 5 meses –y que continúa sucediendo de diversas formas- ha sido una experiencia de violaciones sistemáticas y generalizadas a los derechos humanos.

El documento expone ideas y argumentaciones sobre la relación entre el mercado neoliberal y la protección de los derechos humanos.



Fuente: Piensa Prensa


domingo, 27 de diciembre de 2020

Internacional: Mueren asesinados 59 periodistas en 2020, 22 de ellos en América Latina

 En la última década fueron muertos cerca de 900 trabajadores de los medios de comunicación en el mundo. La agencia de la ONU que registra estos crímenes destaca la fragilidad de la libertad de prensa en el contexto de la pandemia de COVID-19, precisamente cuando el periodismo es más relevante para la protección de los derechos humanos.


La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) informó este miércoles que el 2020 registró un total de 59 periodistas asesinados, cuatro de ellos mujeres. América Latina y Asia Pacífico fueron las regiones más letales para esos profesionales, con 22 informadores abatidos en cada una. Los países árabes sumaron nueve asesinatos y África seis.

De acuerdo con los datos de la UNESCO, durante los últimos diez años 888 periodistas y trabajadores de medios, es decir uno cada cuatro días, fueron abatidos por desempeñar su trabajo de informar al público.

Estos crímenes se siguen cometiendo con gran impunidad, según consta en el informe sobre la seguridad de los periodistas publicado en noviembre por la agencia de la ONU, que muestra que en 2020 no hubo ninguna consecuencia en el 87% de los casos.

Los embates impunes contra los comunicadores debilitan la libertad de prensa en una coyuntura histórica que hace particularmente importante la información veraz, advirtió la directora general de la UNESCO.

Pandemia, la “tormenta perfecta” contra el periodismo

“En 2020 hemos sido testigos de la relevancia del periodismo para nuestras democracias y para la protección de los derechos humanos. Sin embargo, la pandemia de COVID-19 ha sido ´la tormenta perfecta´ que ha afectado a la libertad de prensa en todas partes”, dijo Audrey Azoulay.

La crisis desatada por el COVID-19 ha llegado a amenazar la supervivencia de los medios de comunicación, que han perdido sus ingresos por publicidad, dando lugar a un entorno aún más precario para sus trabajadores.

Por si esto fuera poco, la legislación de emergencia y las medidas adoptadas para frenar la propagación del coronavirus han servido de coartada en muchos países para restringir la libertad de expresión y de prensa.

En este marco muchos periodistas han sido penalizados por denunciar fallas en la gestión de la crisis sanitaria por parte de las autoridades. Estas condiciones hacen temer que la profesión periodística desaparezca.

Bien público

“Frente al inicio del año nuevo, llamo al mundo a defender la información como un bien público. Proteger el periodismo es proteger la verdad”, enfatizó Azoulay ante este panorama.

El mes pasado, la UNESCO echó a andar una campaña mundial de concientización de la importancia de la seguridad de los periodistas, cuyo lema es precisamente “Protege el periodismo. Protege la verdad”.

 Además de los asesinatos, el organismo destacó el aumento del acoso y los ataques a los profesionales de la información en el contexto de la pandemia. Citó, por ejemplo, las agresiones que sufrieron durante la cobertura de las manifestaciones de protesta, como ocurrió en el caso de las movilizaciones de Black Lives Matter.

Detalló que en el primer semestre del año los trabajadores de la prensa fueron agredidos o detenidos en 125 protestas realizadas en 65 países. La UNESCO agregó que estos incidentes aumentaron en la segunda mitad de 2020.

Las periodistas: doble blanco de ataques

En un comunicado, la agencia se refirió con gran preocupación a las periodistas, quienes suelen ser doble objetivo de ataques: por su profesión y por su género. Especificó que estas profesionales padecen en especial acoso y violencia de género en línea.

Una encuesta mundial sobre el tema realizada en octubre indicó que el 73% de las periodistas participantes habían experimentados violencia en línea y el 20% afirmó que a esas agresiones siguieron otros abusos o ataques presenciales.

Como parte de su compromiso de concienciar sobre el papel de la información como bien público, la UNESCO promueve la transparencia en las plataformas de internet con el propósito de garantizar un enfoque basado en los derechos humanos a desafíos como la desinformación y el discurso del odio. También aboga por un pensamiento crítico y un panorama mediático plural.

Fuente: Noticias ONU

martes, 22 de diciembre de 2020

Venezuela: La Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó al estado venezolano por la ejecución de presos en una cárcel en 2003

 El hecho, que tuvo lugar en el marco de un operativo de las fuerzas de seguridad en el penal de Vista Hermosa, terminó con la muerte de siete personas privadas de libertad, mientras que otras 27 resultaron heridas.


Cárcel de Vista Hermosa

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) condenó al Estado venezolano por un operativo que la Guardia Nacional efectuó en una cárcel en 2003 y cuyos agentes ejecutaron a 7 personas privadas de libertad, mientras que otras 27 resultaron heridas. En concreto, concluyó que violó el derecho a la vida y a la integridad personal de los reclusos ejecutados y heridos, respectivamente.

El órgano judicial con sede en Costa Rica, que es parte de la Organización de Estados Americanos (OEA) pero funciona de manera independiente, informó este jueves que pese a la admisión de responsabilidad del Estado venezolano, era necesaria la sentencia para profundizar en lo ocurrido y ordenar medidas de reparación.

“Las muertes ocasionadas durante el operativo del 10 de noviembre de 2003, al ser consecuencia del empleo de la fuerza excesiva y desproporcionada, configuraron privaciones arbitrarias de la vida”, detalló la CorteIDH.

Las víctimas de las ejecuciones extrajudiciales fueron Orlando Edgardo Olivares Muñoz, Joel Ronaldy Reyes Nava, Orangel José Figueroa, Héctor Javier Muñoz Valerio, Pedro Ramón López Chaurán, José Gregorio Bolívar Corro y Richard Alexis Núñez Palma, que estaban privados de la libertad en el Internado Judicial de Ciudad Bolívar, conocido como cárcel de Vista Hermosa.

La Corte Interamericana agregó en la sentencia que, en lo que respecta a las personas lesionadas, “el uso de la fuerza empleada en su contra, al no haber sido estrictamente necesario por el propio comportamiento de los internos, constituyó una violación del derecho a la integridad personal”.

La Corte Interamericana, con sede en Costa Rica, informó este jueves que a pesar de que el Estado venezolano reconoció su responsabilidad en los hechos, era necesaria la sentencia para profundizar en lo ocurrido y ordenar medidas de reparación (EFE/Archivo)


La Corte Interamericana recordó que durante el proceso, el Estado de Venezuela aceptó su responsabilidad por la violación a los derechos humanos en este caso y reconoció que las muertes “encuadran en ejecuciones extralegales, arbitrarias o sumarias”.

El Estado también reconoció que como resultado del operativo realizado por la Guardia Nacional se produjeron las lesiones de las personas privadas de libertad.

No obstante, también concluyó que el Estado faltó a la debida diligencia y que los hechos, desde la fecha de su consumación, no han sido esclarecidos; tampoco se ha identificado a los responsables ni se ha provisto una reparación a las víctimas y a sus familias.

Además, según los jueces del órgano, el Estado omitió iniciar una investigación ante la posible comisión de actos de tortura. En el momento de los hechos, el presidente de Venezuela era Hugo Chávez.

El Tribunal también encontró que los familiares de las personas fallecidas resultaron afectados por el sufrimiento y angustia producidos por la pérdida de sus seres queridos y la falta de esclarecimiento de los hechos.

En la sentencia, la CorteIDH ordena a Venezuela reiniciar, con la debida diligencia, la investigación y proceso penal que corresponda para determinar, juzgar y sancionar a los responsables.

Además, el Estado debe realizar un acto público de reconocimiento de responsabilidad internacional.

En cuanto a las indemnizaciones, la Corte ordenó, por concepto de daño inmaterial, 50.000 dólares para la familia de cada fallecido, y 25.000 dólares para cada una de las 27 personas que resultaron heridas.

Por lucro cesante, el Estado deberá pagar 50.000 dólares a la familia de cada víctima fallecida.

Este es el segundo fallo negativo para el estado venezolano en igual cantidad de semanas. El pasado 11 de diciembre, la CorteIDH lo condenó por por violaciones a los derechos a la vida de cinco adolescentes en un incendio ocurrido en un centro de detención donde estaban recluidos en el año 2005.

La CorteIDH notificó este viernes a las partes la sentencia del caso Mota Abarullo y otros Vs. Venezuela, en la que encuentra al Estado como responsable de la violación de los derechos a la vida, a la integridad personal y a los derechos del niño, en perjuicio de José Gregorio Mota Abarullo, Gabriel de Jesús Yáñez Sánchez, Rafael Antonio Parra Herrera, Cristian Arnaldo Molina Córdova y Johan José Correa.

Fuente: Infobae (Con información de EFE)


sábado, 19 de diciembre de 2020

Denuncian nuevas violaciones de derechos humanos en Colombia

 Bogotá, 17 dic (Prensa Latina) Campesinos colombianos denunciaron hoy nuevas violaciones de los derechos humanos en el departamento Norte de Santander y señalaron como perpetradores a grupos paramilitares y efectivos del Ejército Nacional.

La Asociación Campesina de Catatumbo (Ascamcat) emitió un comunicado en el que refieren una serie de actos de violencia física y verbal por parte de los uniformados contra agricultores de la región, hechos comprobados por una comisión de organizaciones sociales creada a ese fin como mecanismo de autoprotección.

Como resultado de la investigación, la Ascamat responsabiliza por los actos referidos al Batallón de Operaciones Terrestres No. 9 del Ejército Nacional, unidad desplegada en la región con la orden de erradicar cultivos ilícitos.

El comunicado del gremio campesino aclara que las violaciones cometidas por los militares consisten en amenazas de muerte, extorsión, confinamiento, tala ilegal de selva y privación de acceso al agua por parte de las comunidades ubicadas en los municipios Tibí y El Tarra.

La Ascamat también alertó sobre la presencia de grupos armados, entre ellos la banda conocida como Los Rastrojos, que agrupa a exmilitantes de las narcoparamilitares Autodefensas Unidas de Colombia.

Las operaciones de estos grupos, señala el texto, causan 'temor y zozobra al interior de las comunidades exponiéndolas a un inminente desplazamiento para proteger sus vidas'.

El comunicado concluye con un llamado al Ejercito Nacional a aclarar la actuación de sus efectivos y a respetar los derechos humanos de los pobladores de las regiones señaladas.

La Ascamat también insta a organismos nacionales y extranjeros defensores de los derechos humanos a investigar y monitorear situaciones de este tipo en el país suramericano.

viernes, 18 de diciembre de 2020

Neuro-Derechos Humanos en discusión

 Los rápidos avances en la neurociencia, el conocimiento del sistema nervioso y especialmetne del cerebro, han provocado la preocupación de diferentes investigadores respecto a la protección delos derechos neuronales.

De Rafael Yuste, el ideólogo del Proyecto Brain, creado por Obama para mapear el cerebro humano, surgió la Iniciativa de Neuroderechos (NRI) ,creada para defender y desarrollar una guía ética adicional para la innovación a la neurotecnología.

En esta ocasión presentamos un documento que analiza la situación actual de la neurociencia, cada unos de los neuroderechos propuestos y los enmarca dentro de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en la constitución chilena.

martes, 15 de diciembre de 2020

Algoritmos que discriminan: la inteligencia artificial vs derechos humanos

 Viena, 14 dic (EFE).- Máquinas decidiendo quién recibe un subsidio o en qué barrio hay que reforzar la vigilancia policial. La inteligencia artificial (IA), útil, por ejemplo, en la lucha contra una pandemia, puede también perpetuar y reforzar prejuicios, como advierte la Unión Europea (UE) en un informe que se publica hoy.

Máquinas decidiendo quién recibe un subsidio o en qué barrio hay que reforzar la vigilancia policial. La inteligencia artificial (IA), útil, por ejemplo, en la lucha contra una pandemia, puede también perpetuar y reforzar prejuicios, como advierte la Unión Europea (UE) en un informe que se publica hoy. EFE/ Jesús Diges/Archivo


"La IA puede ser usada potencialmente en todas las áreas de la vida y eso significa que puede chocar con todos los derechos fundamentales", resume en una entrevista con Efe David Reichel, investigador de la Agencia de Derechos Fundamentales (FRA) de la Unión Europea, responsable del informe.

Bajo el nombre "Construir un buen futuro: la inteligencia artificial y los derechos fundamentales", el trabajo se basa en docenas de entrevistas con funcionarios de la administración pública y empleados de empresas privadas que diseñan y usan esa tecnología.

Aunque el conflicto entre nuevas tecnologías y protección de datos es conocido, la FRA ha querido ir más allá y atajar la falta de conciencia sobre el potencial ataque a otros derechos, como el de no ser discriminado o a tener asistencia social, que puede suponer el uso erróneo de la IA.

UN ALGORITMO PARA COBRAR EL PARO

La FRA plantea escenarios en los que programas informáticos basados en algoritmos deciden, en parte, quién recibe un crédito, una póliza de seguro o un subsidio social, usando como criterio datos sobre el sexo, la edad, la raza o la nacionalidad de los solicitantes.

"El uso de algoritmos por la administración pública en las prestaciones sociales despierta graves preocupaciones sobre su negativo impacto en la pobreza y la desigualdad, si se aplica erróneamente en el área de las prestaciones sociales", dice la FRA.

Reichel reconoce que esos problemas pueden darse en ámbitos como la selección de personal para determinados puestos, con herramientas de IA prefiriendo a hombres sobre mujeres porque se basan en estadísticas de ocupación ya existentes.

O en la vinculación de la criminalidad con la inmigración, al llegar a conclusiones erróneas analizando la ecuación pobreza-crimen-emigración.

DISCRIMINACIÓN POLICIAL

"Hay ejemplos de predicción policial que puede llevar a una excesiva vigilancia policial de ciertos barrios donde viven particularmente gente de distintos orígenes étnicos", señala Reichel.

En ese sentido, la FRA advierte que es discriminatorio crear perfiles policiales mediante algoritmos elaborados según el análisis informáticos de datos que sólo incluyen la raza, el origen étnico, el género o la religión.

Reichel dice que estos sistemas pueden no sólo perpetuar la desigualdad existente en los datos con los que se alimenta el sistema, sino también reforzarla, porque los algoritmos permiten tomar decisiones a mayor escala y con más eficacia.

La agencia de la UE señala que los prejuicios y la discriminación en la toma de decisiones por algoritmos que utilizan la inteligencia de datos, o big data, "son difíciles de detectar y de mitigar".

"A menudo, la calidad de los datos y los sesgos en ellos son la fuente de tratamientos potencialmente discriminatorios o injustos", advierte el informe.

La FRA insiste en que los sistemas de inteligencia artificial no son infalibles ya que, al fin y al cabo, están creados por humanos.

Por ejemplo, se ha demostrado que los sistemas de reconocimiento facial funcionan mucho mejor con los hombres blancos que con las mujeres negras, porque fue probado principalmente en ese grupo.

En general, Raichel reconoce el problema que supone que estos sistemas estén mayoritariamente creados por hombres jóvenes y blancos, ya que pueden trasferir a esas herramientas sus propios prejuicios y concepciones del mundo.

Por eso, afirma, es esencial asegurar la diversidad entre quienes programan los sistemas de IA y analizar sus decisiones en el contexto adecuado, para ver si las conclusiones son correctas o no.

ATAJAR YA EL DESAFÍO

Este reporte pretende ser tanto un aviso sobre futuros problemas, como una advertencia de situaciones que ya existen.

"Lo que vemos es que la IA ha llegado a nuestra sociedad y se usa en muchas áreas, pero también que muchas técnicas se están desarrollando aún", dice Raichel, que asegura que es el momento de atajar el desafío porque "los problemas se pueden resolver más fácilmente si empiezas a evaluar la tecnología antes de usarla".

¿CULPAR A UNA MÁQUINA?

Otra cuestión que destaca la FRA es la de quién es responsable cuando un sistema de inteligencia artificial toma una decisión errónea y si se puede reclamar contra una máquina.

La agencia de la UE destaca que es imprescindible que los ciudadanos sepan cuándo son sistemas automáticos los que toman decisiones, cómo se puede reclamar e incluso, recibir información, sin entrar en complejidades técnicas, sobre cómo funciona la IA.

"La complejidad no es excusa para decir 'no somos nosotros, es el ordenador'" el que tomó la decisión, señala Reichel.

El informe no menciona el papel y la responsabilidad de empresas como Google o Facebook, pioneras en el uso masivo de la IA, porque, según el experto, el objetivo de este primer reporte era analizar usos de esas tecnología en empresas e instituciones europeas.

"Tenemos otros proyectos, para recopilar más pruebas sobre cómo puede haber prejuicios en los algoritmos", dice Raichel, quien reconoce que este informe es sólo una "instantánea" de la situación y que queda mucho trabajo por hacer. 

Antonio Sánchez Solís

Fuente: Infobae

domingo, 13 de diciembre de 2020

Comercializar el agua en el mercado de futuros de Wall Street viola los derechos humanos básicos, asegura experto

 Poner el agua en la bolsa de valores como si fuera oro o petróleo atenta contra el derecho básico de todos al agua, recalca un relator especial designado por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU. El preciado líquido está ya de por sí bajo una amenaza extrema por una población en crecimiento, una demanda creciente y una contaminación grave de la agricultura y la industria minera en el contexto del impacto cada vez mayor del cambio climático.


Un experto de la ONU en derechos humanos expresó su preocupación por la creación del primer mercado de futuros del agua en el mundo, y aseguró que esto invitará a los especuladores a comercializarlo como el oro y el petróleo.

El pasado 7 de diciembre, CME Group lanzó el primer contrato de comercio de futuros de agua del mundo con el pretexto de ayudar a los usuarios del agua a gestionar el riesgo y equilibrar mejor las demandas competitivas del suministro de agua en medio de la incertidumbre que las sequías graves y las inundaciones traen a su disponibilidad. Por supuesto, todo ello con unas ganancias para quienes la comercializan.

El nuevo contrato de futuros de agua permite a compradores y vendedores intercambiar un precio fijo por la entrega de una cantidad fija de agua en una fecha futura.

"No se puede poner un valor al agua como se hace con otros productos básicos comercializados. El agua es de todos y es un bien público. Está estrechamente ligado a todas nuestras vidas y medios de subsistencia, y es un componente esencial para la salud pública”, expresó en un comunicado Pedro Arrojo-Agudo, relator especial sobre el derecho al agua potable y al saneamiento.

Arrojo-Agudo recalcó además la importancia de este líquido vital como parte de la lucha contra la pandemia de COVID-19.

“El agua ya está bajo una amenaza extrema por una población en crecimiento, una demanda creciente y una contaminación grave de la agricultura y la industria minera en el contexto del impacto cada vez mayor del cambio climático. Me preocupa mucho que el agua ahora se trate como el oro, el petróleo y otros productos básicos que se negocian en el mercado de futuros de Wall Street", dijo.

El peligro de la especulación

El experto explicó que mientras los agricultores, las fábricas y las empresas de servicios públicos buscan fijar precios, un mercado de futuros de este tipo también podría atraer a especuladores como fondos de cobertura y bancos a apostar por estos precios, repitiendo la burbuja especulativa del mercado de alimentos en 2008.

“En este contexto, el riesgo es que los grandes actores agrícolas e industriales y los servicios públicos a gran escala sean los que puedan comprar, marginando e impactando al sector vulnerable de la economía como los pequeños agricultores”, dijo Arrojo-Agudo.

El relator especial resaltó que el agua es, de hecho, un recurso vital para la economía, tanto para los actores grandes como para los de pequeña escala, pero el valor del agua es más que eso.

“El agua tiene un conjunto de valores vitales para nuestra sociedad que la lógica del mercado no reconoce y, por tanto, no puede gestionar adecuadamente, y mucho menos en un espacio financiero tan propenso a la especulación”, explicó.

Agregó que, si bien hay discusiones globales en curso sobre los valores ambientales, sociales y culturales del agua, la noticia de que el agua se comercializará en el mercado de futuros de Wall Street muestra “que el valor del agua, como derecho humano básico, ahora está amenazado"

El derecho humano al agua potable fue reconocido por primera vez por la Asamblea General de la ONU y el Consejo de Derechos Humanos en 2010.

Fuente: Noticias ONU

jueves, 10 de diciembre de 2020

Ecuador. SOBREVIVIENTES: LOS ROSTROS QUE VENCIERON EL MIEDO

 

En el Día Universal de los Derechos Humanos, Plan V Editores y la Asociación Latinoamericana de Derechos Humanos, Aldhu, anuncian la presentación y el lanzamiento de la versión digital e impresa de la investigación llamada Sobrevivientes, que es una bitácora de las violaciones de los derechos humanos entre el 2007 y 2017.

Esta investigación del equipo periodístico de Plan V, publicada en un especial multimedia en julio del 2019, encontró que en esa década hubo 37 crímenes, la mayor parte no aclarados por la justicia, contra políticos, periodistas, funcionarios y ciudadanos. El 55% de estos casos no entraron a un proceso de investigación judicial, y de los que entraron solo 7 tuvieron sentencia condenatoria.

La investigación, que se publicará en un libro, con 316 páginas y más de 230 fotografías y composiciones gráficas, pone el rostro y registra la historia actualizada de 101 casos emblemáticos, donde hubo asesinatos, torturas, desapariciones, agresiones, golpizas, violencia de género, tratos crueles y humillantes, criminalización, persecución judicial, acoso, violaciones, espionaje ilegal, secuestro… La investigación encontró evidencias de nueve derechos humanos violentados, lo cual tuvo un impacto directo en más de ocho mil personas, e indirecto en decenas de miles, pues muchos casos fueron contra comunidades enteras, como el pueblo Saraguro, Dayuma, Tundayme o los alumnos de los colegios Mejía, Montúfar y Central Técnico, en Quito.

Esta publicación busca dejar sentado un precedente para la memoria colectiva, para que la impunidad al menos no sea obra del olvido, y con la firme decisión de que estos hechos no se repitan jamás, pues constituyen una ofensa y atropello contra la dignidad del pueblo ecuatoriano. El libro lleva por nombre Sobrevivientes: los rostros que vencieron el miedo y es un esfuerzo único e inédito en la investigación periodística, en homenaje a las víctimas, pero sobre todo a los sobrevivientes, por su entereza y valor
para encontrar justicia.

SOBREVIVIENTES: LOS ROSTROS QUE VENCIERON EL MIEDO

Descargue Documento completo:

lunes, 7 de diciembre de 2020

Carta abierta de Baltasar Garzón a Felipe VI: Me doy por aludido

 Majestad, me veo en la necesidad de dirigirle esta misiva por alusiones porque, con toda seguridad, me cuento entre los 26 millones de ciudadanas y ciudadanos españoles (la expresión es otra y bien soez) a los que el antiguo general de división del Ejército del Aire Francisco Beca Casanova desea fusilar. 



Es verdad que este deseo fue manifestado en un grupo de Whatsapp privado, aunque con la participación de buena parte de esos mismos militares que hace unos días le han enviado no una, sino ya dos cartas acusando al Gobierno de ilegítimo, de atentar contra la unidad de España y la cohesión social. Estas misivas han sido remitidas por elementos de la XXIII promoción de la Academia General Militar (AGM) y por la XIX promoción de la Academia General del Aire, es decir, invocando su condición de exmilitares y han sido dirigidas a usted en su calidad de "Capitán general de todos los ejércitos", de acuerdo con la Constitución. A estas misivas debemos agregar el manifiesto de más de 250 exmilitares en el que "advierten" del "deterioro de la democracia". Es decir, a todas luces se aprecia una coordinación de acciones que pretenden conseguir un impacto y efecto político en la opinión pública española.

Es de agradecer que, con ocasión del 42 aniversario de la Constitución Española, el Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), Miguel Ángel Villarroya, haya proclamado la "neutralidad política de nuestras Fuerzas Armadas", porque "están al servicio de todos los españoles, sin importar dónde han nacido o lo que piensan". Como digo, es de agradecer y espero que de verdad así sea; especialmente porque esta misiva y los chats se producen tras otros tantos años de democracia.

El fascismo, Majestad, tanto ahora como en el siglo pasado, tanto en España como en el resto del mundo, opera siempre del mismo modo. Los fascistas se apropian de la bandera, del himno, de las instituciones y de todas las señas de identidad nacional o patriótica, en particular de las instituciones armadas, dividiendo a la población entre buenos y malos, entre patriotas y traidores, convirtiendo al adversario político en enemigo. Una vez que está claro quién es quién, viene el proceso de deshumanización del contrincante, tildándolo de rata, escoria, garrapata, piojo o peste. Así ocurrió no sólo con la propaganda de Goebbels de sobra conocida, sino también durante el genocidio en Ruanda, cuando desde la radio de las Mil Colinas se difundían mensajes de odio alentando a los hutus a que mataran a los tutsis, tratando a estos últimos de cucarachas. Asimismo, el almirante de la Armada chilena en tiempos de Pinochet llegó a decir que los comunistas no eran seres humanos, sino "humanoides". O, cuando desde las máximas estructuras de la dictadura cívico militar argentina apelaban a la civilización occidental y cristiana mientras torturaban, desaparecían o autorizaban los "vuelos de la muerte".

Por tanto, Majestad, las señales están ahí y no son pocas. En distintos países de Europa, como en la propia Unión Europea, los partidos políticos del más diverso signo se han puesto de acuerdo para evitar que la ultraderecha llegue a las instituciones y, si lo hace, que su influencia y su espacio de poder sean mínimos y provoquen el menor daño posible. También ocurrió en el pasado. No está de más recordar que el gran estadista británico que fue Winston Churchill era conservador, es decir, de derechas, pero se puso al frente de la lucha antifascista contra Hitler y el nazismo. Hace poco la vicepresidenta Carmen Calvo ha recordado una famosa frase de Churchill pronunciada en momentos decisivos para Europa: "No es suficiente con hacer lo mejor que podamos. A veces, debemos hacer lo que se requiere".

Estamos todavía a tiempo, pero como la respuesta no ha sido ni contundente ni coherente en España, el fascismo ha resurgido y cada día sigue avanzando, usando sus consabidas estrategias basadas en la mentira para sembrar miedo y odio de los unos contra los otros. Estas cartas y expresiones son una muestra más de ello. Yo también estoy preocupado por la convivencia.

Creo que no hace falta recordarle, Majestad, que su padre, a pesar de toda la crítica que se le pueda dirigir durante y después de su reinado y del malestar existente en estos momentos por las conductas presuntamente a él imputables, en un momento también decisivo para nuestro país tuvo a bien desmarcarse de militares golpistas. Ya es parte de nuestro léxico común aquella famosa frase pronunciada la misma tarde del día 23F por Sabino Fernández Campo: "Ni está, ni se le espera". Horas después, el propio rey pronunciaba un discurso en el que sin ambigüedades defendía la Constitución, el Estado de Derecho y la democracia. Se le critica, eso sí, que tardara demasiado, lo que a más de alguno ha hecho dudar sobre las causas de esa demora.

No cometa usted, Majestad, el mismo error. Si ha sido interpelado directamente por exmilitares, es porque ellos mismos creen, o algunos les han hecho creer, que usted puede hacer algo por ellos porque es uno de ellos. Si usted quiere que los españoles y españolas le consideremos el rey (jefe del Estado) que España se merece, creo que debería desmarcarse, dejar claro una vez más su compromiso personal con la Constitución, la democracia, el Estado de Derecho y la neutralidad política de las Fuerzas Armadas, como lo ha hecho ya el JEMAD.

Tras su discurso, Juan Carlos I, además de frenar el golpe de Estado, se ganó el respeto y el afecto de millones de españoles que hasta ese momento veían la monarquía como algo ajeno e impuesto por el franquismo. Se decía en aquellos años que muchos eran más "juancarlistas" que monárquicos. Ahora usted tiene una oportunidad semejante, respecto de quienes le respetan y aprecian como rey y quienes, siendo republicanos, reconocen su valía en la Jefatura que representa.

Tal vez un intento de golpe de Estado esté todavía lejos, pero hacia allá se avanza cuando sujetos como estos se permiten actuar con descaro antidemocrático contra un gobierno legítimo, más propio de los viejos tiempos en los que la democracia estaba ausente. Y, como acuden a usted, en sus manos está detener esta deriva fascista antes de que siga creciendo. Me cuento entre esos 26 millones de ciudadanas y ciudadanos que hemos sido amenazados y estamos esperando su pronunciamiento. Majestad, dese por aludido.


Baltasar Garzón es jurista y presidente de Fibgar.


Fuente: Infolibre.es

domingo, 6 de diciembre de 2020

La CIDH abordó por primera vez la pederastia en la Iglesia católica en América Latina

 La Comisión Interamericana de Derechos Humanos, órgano que se incluye dentro de la Organización de Estados Americanos, emprendió esta semana una misión de defensa de las víctimas de abuso sexual por parte de las instituciones religiosas de 19 países de la región. Tras una audiencia inédita sobre esta problemática, la CIDH se comprometió a trabajar con otros grupos para que ni los Estados ni el clero queden impunes ante unos casos de los que se ignora su totalidad.

En esta fotografía de archivo del 19 de junio de 2018, el arzobispo Charles Scicluna, en el centro, flanqueado por el español monseñor Jordi Bertomeu, a la izquierda, y el nuncio papal Ivo Scapolo, hablan durante una conferencia de prensa sobre el abuso sexual por parte de miembros del clero, en Santiago, Chile. © Esteban Félix / AP

La pederastia en la Iglesia católica es uno de los temas tabú en América Latina. Por esa razón, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) comenzará a pronunciarse sobre todos los casos de estos delitos que afectan a curas y religiosos de la mayoría de los países de la región, pero de los que apenas se sabe nada.

Ya este jueves 3 de diciembre, la organización, que abordó la pederastia clerical por primera vez en su historia, se comprometió a trabajar con los grupos y oenegés que defienden a las víctimas para garantizar que los Estados de los 19 países afectados protejan mejor los derechos de los menores y que sus abusos no queden impunes.

"Tienen nuestro compromiso más firme y absoluto de que estamos en esta causa", expresó durante la audiencia pública Flávia Piovesan, vicepresidenta de la CIDH, mientras que la relatora de los derechos de los menores, Esmeralda Arosemena, hizo hincapié en que la Comisión hará uso de todas las herramientas para "pedir información (sobre la) impunidad de los casos que no están siendo resueltos".

El objetivo principal, según han informado, es cuestionar "la responsabilidad" que tienen los gobiernos latinoamericanos en el encubrimiento de los causantes de los abusos y las violaciones, y en la falta de justicia hacia las víctimas, algo que va en contra de los derechos humanos de los infantes y adolescentes. 

Fuente: France 24

viernes, 4 de diciembre de 2020

Informe señala que 40 defensores de DDHH fueron asesinados en Colombia entre julio y septiembre de 2020

 El estudio fue realizado por el programa Somos Defensores, quienes advirtieron que podría haber un subregistro en las cifras debido a las dificultades que los protocolos de bioseguridad por la COVID-19 trajeron a la investigación.


Imágenes de la instalación 'Quebrantos', de la artista colombiana Doris Salcedo, una acción de duelo que busca recordar los nombres de los líderes sociales que han sido asesinados en el país. (Juancho Torres - Archivo Agencia Anadolu)

BOGOTÁ

De acuerdo con el estudio ‘Agresiones contra personas defensoras de derechos humanos en Colombia Julio – septiembre 2020’, realizado por el programa Somos Defensores, “los casos registrados durante el tercer trimestre de 2020 donde personas defensoras de derechos humanos fueron asesinadas ascienden a 40, lo que significa un incremento del 54% en comparación con el mismo período del 2019 (14 casos más)”. ​​​​​​​

Lo anterior implica un aumento de las muertes de defensores entre enero y septiembre de 2020 en Colombia con respecto al año anterior. Mientras que durante los primeros nueve meses 2020 fueron asesinadas 135 defensoras y defensores, durante todo 2019 se registraron 124 casos.

Además, “el tercer trimestre de 2020 se registró un total de 184 agresiones contra 182 personas defensoras de derechos humanos. En comparación con las 183 agresiones registradas en el mismo período de 2019, se evidencia un panorama sostenido de violencia contra defensoras y defensores, que las estrictas medidas de aislamiento social en una parte del período no lograron evitar; por el contrario, las condiciones de vulnerabilidad para el ejercicio de la labor de las personas defensoras de derechos humanos se recrudecieron”, explica el boletín.

Frente a los autores de las agresiones y asesinatos, el informe muestra cómo la información no es clara en todos los casos: “en cuanto a los presuntos responsables de las agresiones, de las 182 personas agredidas (víctimas de 184 agresiones) 88 (48%) presuntamente fueron víctimas de actores desconocidos, 54 (30%) de paramilitares, 20 (11%) de las disidencias de las FARC, 11 (6%) de la guerrilla del ELN, 8 (4%) de la fuerza pública y 1 (1%) de la Fiscalía”.

Resalta que en el segundo trimestre del año las agresiones contra los defensores ocurrieron en 22 de los 32 departamentos del país, equivalentes al 69% del territorio nacional. Los departamentos más peligrosos para los defensores son (en ese orden) Cauca, Nariño, Cundinamarca, Córdoba, Magdalena y Meta.

Los líderes más agredidos en dichos tres meses son indígenas (69), defensores de derechos humanos (36), comunitarios (18) y campesinos (17).

Fuente: AA. Camila Fernanda Moreno Camargo

jueves, 3 de diciembre de 2020

Argentina: octava condena para torturador Miguel Etchecolatz

 El Tribunal Federal Oral de La Plata condenó a cadena perpetua a Miguel Etchecolatz por secuestros, torturas y asesinatos durante la dictadura argentina.


El exsubjefe policial Miguel Etchecolatz -torturador de la dictadura argentina (1976-83)- fue condenado este miércoles (02.12.2020) a cadena perpetua por secuestros, torturas y asesinatos, la octava pena de este tipo que recibe por crímenes de lesa humanidad.

Tras poco más de dos años de juicio, el Tribunal Federal Oral de La Plata condenó a Etchecolatz -de 91 años- y a otros 15 represores por 84 casos de secuestros, torturas y asesinatos en el centro clandestino de detención que funcionó en la Brigada de Investigaciones de San Justo, al oeste de la capital. De las 84 víctimas, cuyos casos contempló este juicio, 19 siguen desaparecidas.


 Recibieron condenas 16 de los 17 acusados, entre los que había expolicías, exmilitares y un civil. Diez tuvieron penas de cárcel de por vida, entre ellos además de Etchecolatz, un médico policial, tres expolicías, cinco exmilitares y el exministro de Gobierno de la provincia de Buenos Aires en dictadura, el civil Jaime Lamont Smart.

Antes de escuchar la pena, Etchecolatz se puso de pie y mostró, colgado de su cuello, un cartel blanco con la leyenda: "Señor Jesús, si me condenan es por haber defendido tu causa".


 ¿Quién es Miguel Etchecolatz?

Etchecolatz fue director de Investigaciones de la Policía de la provincia de Buenos Aires entre marzo de 1976 y fines de 1977 y tuvo a cargo 21 cárceles clandestinas que funcionaron en ese distrito, el más grande del país.

El exsubjefe policial está señalado también por la desaparición en 2006 de Julio López, un albañil de 77 años que fue testigo clave en un juicio en su contra. López -que ya había estado secuestrado bajo la dictadura- salió de su casa hacia tribunales y nunca llegó; jamás se supo qué pasó con él.

Quedó comprobado que la Brigada de San Justo fue además "un centro de apropiación y distribución de bebés y niños ya que en la brigada hubo detenidas desaparecidas embarazadas que dieron a luz en cautiverio y niños que permanecieron secuestrados con sus padres", de acuerdo a un documento unificado de las querellas.

Unas 30.000 personas desaparecieron en la dictadura, según organismos de derechos humanos. Se estima que unos 400 bebés fueron robados y apropiados (entregados en adopción ilegal), de los cuales 130 pudieron recuperar su identidad.

Fuente: DW

ama (afp, página 12, televisión pública)

Personas privadas de libertad en Nicaragua en el contexto de la crisis de derechos humanos

 El 1 de diciembre, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) publicó su Informe “Personas privadas de libertad en Nicaragua en el contexto de la crisis de derechos humanos iniciada el 18 de abril de 2018” 

Este informe se construye principalmente desde las voces de las víctimas, quienes denunciaron la grave situación que vivieron, la dinámica de las detenciones, la realidad de su privación de libertad, la ausencia de respuestas de la justicia nacional y las consecuencias en sus vidas personal y familiar. 


A lo largo del informe se logró establecer que 1614 personas han sido privadas de la libertad arbitrariamente por su participación o apoyo a las manifestaciones sociales iniciadas en abril de 2018. La investigación de la Comisión destaca que este número sería una fracción de un universo mayor, difícil de proyectar debido a la ausencia de información oficial y otros factores relacionados con la dinámica de las detenciones arbitrarias.

El informe analiza también las graves condiciones a las que han estado sometidas las personas privadas de libertad, tanto en instalaciones de la Policía Nacional como en dependencias del Sistema Penitenciario Nacional; y se constata el tratamiento estas personas como objeto de “intercambio” y “negociación” con la finalidad de mantener en incertidumbre y angustia a sus familiares, inhibir cualquier acción de protesta social y condicionar las acciones la oposición y la sociedad civil. Asimismo, la CIDH identifica la afectación particular contra mujeres y la determinación de patrones comunes en casos de violencia sexual que podrían constituir actos de tortura y/o trato cruel, inhumano y degradante, que indicarían que fueron perpetrados como una herramienta adicional de castigo, represión y humillación, especialmente cuando eran identificadas como lideresas o por haber prestado ayuda a las personas heridas en las manifestaciones. 

El informe también señala el papel del sistema de justicia nicaragüense en el contexto de la criminalización al facilitar y avalar la persecución judicial y criminalización en el marco de la crisis de derechos humanos en el país. 

Existe además, una constante práctica de afectaciones a los derechos de los familiares de personas detenidas y la grave situación de las personas excarceladas debido a la falta de información de su situación jurídica y la continuación de actos de hostigamiento, amenazas, asedios, estigmatización y vigilancia permanente, todo ello en un momento de pandemia.

Ante la persistencia de una práctica de detenciones arbitrarias y la imposición de un estado policial que mantiene cerrados los espacios de participación democrática en Nicaragua, la CIDH insta al Estado a dar cumplimiento a las recomendaciones formuladas con miras a promover el restablecimiento del Estado de Derecho y el goce efectivo de los derechos humanos; y reitera su disposición para colaborar técnicamente para dichos efectos.

Para ver el documento  completo, clic en el enlace:

Personas privadas de libertad en Nicaragua en el contexto de la crisis de derechos humanos 

Fuente: OAS. Comisión Interamericana de los derechos humanos.

miércoles, 2 de diciembre de 2020

Neuroderechos: El equipo del electo Presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, solicitó al neurocientífico

 Una gran noticia. El equipo del electo Presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, solicitó al neurocientífico @yusterafa una minuta “sobre el esfuerzo legislativo que se hace en Chile” para crear y regular los neuroderechos. ¡Un proyecto nacido en Chile se expande!




Como explica Juan de Dios Parra " (...) muchos científicos, y expertos en inteligencia artificial de diferentes áreas están trabajando actualmente en la protección de los derechos humanos en el campo de las neurociencias. Los cinco nuevos "neuroderechos" que se están manejando en este sentido son la privacidad mental, la identidad personal, el libre albedrio, el acceso equitativo a las tecnologías y la protección contra sesgos y la discriminación. Estos nuevos derechos deberían ayudar a las personas a preservar y proteger sus libertades frente a estos los nuevos conocimientos que podrían ponerlos en peligro".



domingo, 29 de noviembre de 2020

'El dolor se comparte': Nicaragua, Guatemala y Honduras despiertan con el impacto de los huracanes Eta e Iota

 Un gris opaco y doloroso domina las imágenes y vídeos que retratan el trágico escenario que los huracanes Eta e Iota infligieron en Centroamérica, con severos daños en Nicaragua, Honduras y Guatemala. El sonido del agua es suave, pero parece estar silenciando todos los demás ruidos y voces, con su fuerza de ímpetu. Según informes de la ONU y de los gobiernos, 3,7 millones de personas se vieron afectadas en Honduras, 935,000 en Guatemala y 50.000 permanecen en refugios de emergencia en Nicaragua.

Emiliano Tux Chub
Daños causados por los huracanes Eta e Iota en la ciudad guatemalteca de San Pedro Carcha.


Sin embargo, el gris tan impactante representa solamente el prólogo del verdadero desastre. El impacto más profundo se produjo al bajar los niveles del agua, cuando la devastación se hizo visible y las personas afectadas tuvieron que lidiar con las consecuencias. Mientras tanto, el agua turbia se había convertido en barro que ahora invade todos los espacios, las calles, las casas y los bosques, mientras habitantes de la zona, entidades gubernamentales, organizaciones de la sociedad civil y organismos de cooperación internacional unen fuerzas para luchar contra las consecuencias de las tormentas. 

Entrar a una casa causa dolor

Emiliano Tux Chum es residente de San Pedro Carchá en Alta Verapaz, Guatemala, una de las áreas afectadas por las tormentas. Describe la situación actual y los sentimientos de la población, narrando cómo “entrar en una casa significa mirar una escena que causa mucho dolor. La gente ha perdido su patrimonio, sus objetos personales; esto significa prácticamente empezar de cero. Es un verdadero shock.”

Emiliano añade: “A medida que se redujo el riesgo de inundaciones, la gente comenzó a regresar a sus casas para intentar salvar algunas de sus pertenencias personales. Pero, ¿cómo se puede recuperar lo que constituye una vida de esfuerzo y trabajo?”

El dolor que describe transpira a través de su voz: él pausa, habla despacio, mantiene tonos apagados; contar su experiencia no es tarea fácil. “Hay mucha tristeza entre la población. Creo que la parte emocional ha golpeado fuerte a los vecinos que sufrieron daños directos”.

Las imágenes y videos que Emiliano comparte permiten adentrarse en las viviendas afectadas: techos rotos, objetos sumergidos en el barro, lugares que han perdido su forma, su sentido de acogida, y todo está envuelto en una trágica atmósfera. Una foto que retrata un televisor en el suelo fuera de una casa, cubierto de barro, es un doloroso recordatorio de una cotidianidad temporalmente perdida, de una tranquilidad interrumpida. Imágenes de estantes destruidos, frigoríficos solitarios en medio del barro, suministros de alimentos que ahora están arruinados: sus fotos narran la destrucción abrupta de los que eran los lugares seguros de muchas personas. 

Emiliano Tux Chub
Daños causados por los huracanes Eta e Iota en la ciudad guatemalteca de San Pedro Carcha.


La solidaridad de toda Guatemala

Sin embargo, hay una nota positiva en su historia: “La tormenta nos ha enseñado de alguna manera que el dolor humano se comparte con las otras personas que tuvieron la suerte de no estar en las zonas afectadas o de no sufrir ese impacto directamente. Toda la población se ha solidarizado con todos los vecinos que han sufrido”. Si bien las casas, los edificios y las calles del pueblo donde Emiliano vive han sido severamente dañadas por el huracán, la solidaridad y empatía entre sus habitantes se ha mantenido intacta, creando una sólida red de apoyo entre familiares, vecinos y conocidos.

Este apoyo se ha transmitido a través de mensajes de chat, palabras de consuelo y también de manera tangible, ya que, según informa Emiliano, actualmente muchas personas albergan a vecinos o familiares cuyas viviendas se encuentran inhabitables. Sin embargo, estas condiciones no son sostenibles y la incertidumbre sobre cuánto tiempo se tardará en reparar el daño preocupa a la población afectada.

En su mensaje, Emiliano también expresa el deseo de que los vídeos y fotos que brindó, junto con el testimonio de otras personas y la cobertura mediática, puedan aumentar la visibilidad y concienciar acerca de lo que está sucediendo en Centroamérica y las drásticas consecuencias que tendrá esta temporada de huracanes en las vidas de las personas afectadas y sus planes migratorios.

Desde la Organización Internacional para la Migraciones compartimos el deseo de Emiliano.

Fuente: Noticias ONU

jueves, 26 de noviembre de 2020

Esperanza, impaciencia y revolución

 La esperanza es un sentimiento, una idea, una necesidad que se asienta en las acciones de las personas, y es por tanto volátil, porque depende de voluntades muchas veces ajenas a nosotros. Pero, a la vez, puede ser el norte y guía de nuestra vida. Abordar los retos y desafíos con el ánimo de conseguir el objetivo, te da energías y hace soportables las dificultades que se presenten. Es cierto que no sabemos nunca si lo que deseamos que ocurra sucederá, ni siquiera si van a funcionar los mecanismos que lo harán posible. Pero lo importante, lo definitivo, es intentarlo una y otra vez cual Sísifo al subir sin descanso la piedra a la cima de la montaña, consciente de que Zeus le condenó a repetirlo por toda la eternidad.

Deseamos, por ejemplo, que nuestros políticos aprueben en el Parlamento los Presupuestos Generales del Estado como inmediato alivio a la tormenta económica que sufrimos y que puede convertirse en tempestad. Por ello, los gritos de discordia que nos llegan desde los escaños de sus señorías nos oprimen el alma y nos llenan de desconcierto. ¡Cómo me abruma la desesperanza que transmiten quienes apelan, torpemente, a un simulacro de defensa de las víctimas del terrorismo trayendo al presente épocas felizmente superadas; ocultando la falta de capacidad para abrazar la esperanza de un consenso necesario!

Esto ocurre, también, con la pandemia que sufrimos. Esperábamos que los científicos fueran capaces de traer una vacuna definitiva que pusiera coto al virus e inmunizara a la población. Ahora, una vez que se ha anunciado el hallazgo del remedio, tenemos la certeza de que la vacuna nos curará y nos protegerá, y renovamos el anhelo de que sea capaz de inmunizarnos para siempre, expandiendo ese blindaje hasta el más pequeño rincón del planeta. Esa esperanza tiene una base real, aunque no dependa de nosotros, y se relaciona con otro concepto que suele acompañarla y es la confianza. En democracia, tenemos la necesidad de confiar, en mayor o menor medida, en quienes nos representan, en que los Gobiernos se pondrán de acuerdo para protegernos y en que motivarán e impulsarán la investigación para encontrar la cura y el blindaje que nos sane.

Tenemos fe en que los laboratorios frenarán su impulso de enriquecimiento para proporcionar el remedio. Confiamos en que médicos y sanitarios se preocuparán por cuidarnos, si nos contagiamos. Esta mezcla de convicciones son las que a Pepe Mujica, genial pensador y expresidente de Uruguay, le lleva a aseverar: “¡qué sería de la vida si no hay esperanza!”

Pero Mujica, con una experiencia larga y compleja, que le postró en una larga noche de 12 años de dolor, tortura y barbarie, por defender sus ideas democráticas frente a la bota militar de la dictadura, sabe bien que la esperanza no acompaña a una actitud pasiva. Máxime en un continente como el suyo, pleno de desigualdades y terremotos naturales y políticos, siempre bajo la mirada atenta del Gran Hermano del Norte, que, ante todo, lo que pretende es preservar a Latinoamérica como su “patio trasero” sumiso y controlado. Mantenerlo siempre lejos de los poderes populares que piensan por sí mismos y que anteponen la propia identidad y defensa de la vida y la confianza, en un futuro libre de las doctrinas impuestas por un imperialismo neoliberal dominador y demoledor de la esperanza. “No se dejen robar ni los sueños ni la juventud. Comprométanla con los sueños de América Latina”, les dijo hace ahora un año a los jóvenes, en su visita a la Universidad Iberoamericana de México, donde recibió un Doctorado Honoris Causa.

Cimentar el futuro

Para construir el futuro es necesario cimentar las bases sobre las que se apoya. Es cierto que, como ciudadanos, podemos votar a quienes creemos irán en la línea que pensamos es más correcta. Ha ocurrido así en Estados Unidos con un resultado electoral de giro demócrata que ilumina el horizonte, no solo para sus habitantes, sino para todos los del mundo, tal es el poder de esta nación. Y tal era la desesperanza, cuando no desesperación en las que nos había hundido Donal Trump, que aún, agónicamente, continúa maltratando la democracia y el deseo de cambio expresado en las urnas.

Pero también tenemos la obligación de protestar y vigilar por que se cumplan nuestras expectativas. En función de cuál sea el grado de libertad de la sociedad, la esperanza se quedará siempre en retaguardia, o se convertirá en realidad. En Latinoamérica la gente lleva a cuestas esa mochila de pesimismo desde tiempos inmemoriales, salvo luminosos periodos en que los mandatarios han establecido criterios progresistas.

En esta última etapa, con un Donald Trump de tintes filo-fascistas en sus políticas hacia los vecinos del sur, los países americanos han vivido situaciones muy duras que tienen referencias como Brasil. Comento en La Encrucijada, mi último libro, que era difícil de prever que, en el momento más crucial y difícil de la humanidad, Estados Unidos estaría guiado por un ‘iluminado’ ultraliberal, populista de extrema derecha, que se ríe de la democracia y de quienes piensan de forma diferente a él. Aún más: que sería replicado en el país carioca por el ultraderechista Jair Bolsonaro, que más bien parece un émulo que alguien con personalidad y criterio propio. Afortunadamente, en las recientes elecciones municipales parece que el sesgo antidemocrático se corrige por el buen juicio del pueblo que está sufriendo las consecuencias de una política errática de un gobernante que, aquí en casa, parece ser el ejemplo para un Vox crecido y, por ello, más peligroso de lo que ya era. Recuerdo las palabras de Albert Camus en La peste, cuando señalaba al estado latente de la enfermedad que reaparecía en el momento más insospechado, destruyendo la vida. La peste es el fascismo y la vida es la democracia.

Libertad

Frente a esta dura realidad, es cierto que aquellos países que cuentan con gobiernos que mantienen una ideología progresista deberían tener bien presentes estas advertencias y ofrecer respuestas positivas a sus administrados dentro de sus recursos, frente a aquellos marcados por postulados que oscilan entre el conservadurismo de la derecha y la intolerancia de la extrema derecha. Por eso resulta frustrante observar las tendencias autodestructivas que algunos practican, sin ser conscientes de que ese lastre contradictorio nos aproxima al abismo, una vez más.

Cuando la esperanza se cumple, el régimen cambia y la cortina se corre, entra el aire fresco de la libertad que, pese a los problemas, restituye la confianza y el valor del pueblo. Pasó en Argentina con el cambio de un horizonte gris con Macri, al ánimo y la fe por lo que pueda emprender Alberto Fernández. Ha ocurrido en Bolivia, que acaba de superar el golpe de Estado que supuso la autoproclamación de Jeanine Añez como presidenta interina de Bolivia, aprovechando la anulación de los resultados electorales auspiciada por Luis Almagro, Secretario General de la OEA, más sumiso al trumpismo que a la defensa de una América libre y democrática; y el tenebroso proceso penal, por razones políticas, contra Evo Morales, en un ejemplo de lawfare descarado.

Nuevamente ha sido la ciudadanía la que ha hecho oír su voz en las urnas dando la confianza al MAS y a Luis Alberto Arce para dar forma a un Gobierno progresista que restablezca la esperanza de una ciudadanía traicionada. Empieza a vislumbrarse en Chile que ha votado masivamente que la Constitución pinochetista desaparezca y que la nueva norma sea el resultado de la voluntad popular, porque quienes tenían que haber demostrado que defendían los intereses del pueblo no lo hicieron. Y, en Europa, tiene un paradigma claro en la voluntad esforzada de las mujeres de Polonia que han protagonizado multitudinarias manifestaciones contra el Gobierno y la Iglesia católica ante el último fallo del Tribunal Constitucional que restringe al máximo el derecho al aborto.

Impaciencia y revolución

Es esta la manera de lograr que la esperanza y la confianza conformen, junto a la tenacidad y la acción, herramientas poderosas que transformen la realidad. Me remito en este punto al premio Nobel José Saramago: “Pienso que, en la práctica, aconsejarle a alguien que tenga esperanza no es muy diferente de aconsejarle que tenga paciencia. Es bastante común oír decir a los políticos recién instalados que la impaciencia es contrarrevolucionaria. Tal vez lo sea, tal vez, pero yo me inclino a pensar que, al contrario, muchas revoluciones se perdieron por demasiada paciencia”.

La unión de esperanza e impaciencia define el camino para evitar la pasividad. El tercer factor en esta fórmula debe ser la estrategia que permita huir de las fantasías y controlar los impulsos desenfrenados. Un progresista tiene que contar con dosis bien ajustadas de estos elementos para llevar adelante sus ideas, incluso en momentos adversos y con todo en contra. Recuerdo una entrevista con Giorgio Agamben, en la que el filósofo italiano afirmaba: “El pensamiento, para mí, es esto: el coraje de la desesperanza. ¿No es eso el colmo del optimismo?”


Sin duda. Al fin y al cabo, nuestra vida es una cadena de eslabones que desembocan siempre en la esperanza de algo nuevo, de algo diferente; la esperanza nos impulsa para asumir retos y hacer la revolución… aunque fracasemos.

Autor: Baltasar Garzón
Baltasar Garzón es jurista y presidente de Fibgar.

Fuente: Infolibre.es

martes, 24 de noviembre de 2020

El Fondo Monetario Internacional propone impuestos progresivos para afrontar la desigualdad

 Tras la crisis socioeconómica que está generando la pandemia de coronavirus, es más necesaria que nunca una reforma de los sistemas tributarios y reducir la evasión y el fraude fiscal garantizando una recuperación económica en la que todas las personas paguen la parte que les corresponda, afirma el Fondo Monetario Internacional.

Los impuestos se usan para pagar muchas de las actividades en las que se basa el funcionamiento de las sociedades en todo el mundo, como las escuelas, la atención sanitaria y los servicios sociales.

El dinero recaudado a través de los impuestos es crucial para el mantenimiento de estos servicios durante la crisis del COVID-19.  Sin embargo, el cierre de empresas y la consiguiente pérdida de empleos provocados por la pandemia ha provocado un desplome en la recaudación de los ingresos públicos.

Como medida de emergencia a corto plazo, los Gobiernos han aplicado planes de estímulo y una amplia gama de medidas para ayudar a la recuperación de empresas y ciudadanos.

La institución financiera supervisa estos programas, que van desde un fondo de 540.000 millones de dólares de la Unión Europea, que incluye financiación para ayudar a los Estados más afectados, a un programa de "dinero a cambio de trabajo" en Camboya o la reducción de seis meses en las facturas de  servicios tales como el agua y electricidad en Samoa.



Sistemas tributarios más progresivos

La directora adjunta del Departamento de Asuntos Fiscales del Fondo y experta en tributación, Victoria Perry, dijo a Noticias ONU que, al planificar la recuperación tras la pandemia, los países deberían considerar la posibilidad de hacer frente a la desigualdad mediante la aplicación de sistemas tributarios más progresivos.

 "Esto significa que la tasa impositiva media aumenta, a la par que los ingresos. La cuantía de la carga fiscal para los más ricos es algo que debe decidir cada país, pero es ciertamente problemático cuando los tipos impositivos aplicados a las personas más acomodadas son más bajos que para las más pobres. También suele ocurrir que las personas en mejor situación económica, y que cuentan con acceso a asesoramiento fiscal y a cuestiones financieras más sofisticadas, se aprovechen mejor de las exenciones o los vacíos legales del sistema tributario que las personas que sólo dependen de los salarios. El cierre de esas opciones puede hacer que el sistema sea más equitativo y, según el país, puede resultar más eficaz que las reformas estructurales de los tipos impositivos", explicó.

La creciente brecha entre ricos y pobres ya era motivo de preocupación antes de la pandemia de COVID-19. Si bien la desigualdad ha disminuido entre los países, y en algunos como China se han hecho enormes progresos en el aumento de los niveles de ingresos durante las últimas décadas, la desigualdad dentro de los países parece aumentar.

Para Perry y el Fondo, los impuestos sobre la renta de las personas físicas desempeñan un papel fundamental a la hora de determinar la progresividad del sistema fiscal.

Perry añade que otra opción para algunos países en desarrollo con problemas para recaudar y aplicar un impuesto sobre la renta de las personas físicas, es considerar la posibilidad de gravar las propiedades: "si bien los ingresos son relativamente fáciles de ocultar, las casas de lujo son muy visibles, y delimitar un tope libre de impuestos significa que los propietarios de casas más baratas pueden quedar exentos o liberados de pagarla".

La desigualdad de ingresos difiere mucho entre países, pero los estudios demuestran que la creación de una sociedad más justa no consiste únicamente en redistribuir la riqueza, sino, como explica Perry, en aplicar medidas que ayuden a las personas a conseguir un trabajo sostenible y decente.

"La globalización ha afectado a todas las economías libres, pero los países que cuentan con sistemas eficaces de redistribución de impuestos y prestaciones sociales han podido evitar el aumento brusco de la desigualdad. Sin embargo, la redistribución por sí sola no es suficiente. Tiene que combinarse con un sinfín de otras medidas, como la recapacitación y los apoyos al empleo". Por lo tanto, al pensar en equidad, es importante considerar ambos lados de la ecuación, no sólo los impuestos, sino también la forma en que se gasta el dinero para mejorar la vida.

La evasión fiscal y las multinacionales

Algunos estudios estiman que en los países más ricos alrededor del 10% de los ingresos en concepto de impuestos de sociedades “se pierden” por la evasión fiscal de las multinacionales. Se calcula que en los países en desarrollo las pérdidas son aún mayores con relación a los ingresos nacionales.

"Otro problema es que el sistema tributario internacional puede desplazar la base impositiva del país de origen”, dice Perry.

"Por lo tanto, si una empresa minera tiene su sede (residencia fiscal) en un país más rico, pero explota minas en una economía menos desarrollada (la del país de origen), puede darse la circunstancia de que este país no obtenga la mayor parte de los ingresos fiscales. Al hablar de una ‘distribución justa y equitativa’, muchos observadores se refieren a que los países de origen obtengan un mayor beneficio.

El actual debate a nivel internacional sobre la tributación de las grandes empresas de tecnología digital, muchas de las cuales tienen su sede en los Estados Unidos, es similar, pero la economía "digital" es incluso más difícil de tratar.

Pese a que estas compañías hacen negocios y ganan dinero en todo el mundo, donde su presencia es más virtual que física, en el marco del sistema actual los países no están autorizados a recaudar impuestos sobre los beneficios.

"Nos encontramos en esta enorme crisis económica, y los países tienen que realizar grandes ajustes en sus economías. Pero la desigualdad en sí misma es también una especie de gran problema mundial. Por lo tanto, esta también es una oportunidad para cambiar los sistemas tributarios a mejor, que sean más justos y equitativos, y de promover actividades económicas menos contaminantes y más sostenibles".

Fuente: Noticias ONU

domingo, 22 de noviembre de 2020

“La Policía peruana sigue negando las violaciones de derechos humanos”

 Jan Jarab, el jefe de la misión especial de la ONU enviada a Lima tras la violencia policial califica el panorama de “represivo y preocupante”




Durante seis días, desde la noche del lunes, la Policía Nacional de Perú ha estado reprimiendo con dureza en el centro de Lima las protestas de miles de jóvenes contra el gobierno interino de Manuel Merino, acusado de nexos con sectores políticos ligados a la corrupción. La grave crisis política abierta en el país ha provocado de momento una sucesión de tres presidentes en 10 días. En la noche de mayor violencia contra los manifestantes desarmados, el sábado pasado, los agentes causaron dos muertos por perdigones, Inti Sotelo y Jack Bryan Pintado, y más de 200 heridos o asfixiados, de los cuales 63 requirieron hospitalización. Una misión ad hoc de Naciones Unidas lleva desde el martes evaluando el impacto de la crisis en los derechos humanos. Jan Jarab, cabeza visible de la misión y representante de ONU Derechos para América del Sur, señala en entrevista con El PAÍS que hallaron cinco patrones de violación de los derechos humanos en la actuación de la policía, desde el uso indebido de armas menos letales hasta la obstaculización del trabajo de defensores de derechos humano o las detenciones arbitrarias.

Jarab explica que el equipo pretende no solo describir lo que pasó, sino ver “qué razones estructurales además de la crisis política contribuyeron a esa situación”, para hacer recomendaciones a las autoridades y garantizar que no se repita. La misión se ha reunido con autoridades de los tres poderes del Estado, periodistas, manifestantes heridos y los familiares de los fallecidos, entre otros. También fue recibida por la cúpula de la policía que lideró las acciones de represión, y su actitud le ha generado una “fuerte preocupación”, indica Jarab. “En sus pronunciamientos públicos y en su presentación hacia nosotros la Policía Nacional sigue negando las violaciones de derechos humanos, sigue defendiendo su conducta. Desde nuestra perspectiva, para garantizar la no repetición se tiene que identificar lo que falló”, explica el representante de Naciones Unidas.

Luego de los primeros heridos graves que causaron los disparos de los agentes la noche del jueves 12, el ministro del Interior del anterior Gobierno transitorio, Gastón Rodríguez, dijo que el uso de los perdigones estaba restringido y que se había usado en forma mínima, contradiciendo lo que los reporteros de radio y televisión transmitían en directo y los vídeos en TikTok que los manifestantes registraron.

Al día siguiente, el primer ministro interino de Merino, Antero Flores Araoz, visitó un cuartel policial, acompañado también por Rodríguez, para felicitar la represión de las protestas. Jarab confirmó que de acuerdo a las primeras pericias fiscales, varios de los heridos recibieron el impacto de perdigones metálicos en la parte superior del cuerpo.

La indignación que causó la actuación policial y la consecuente muerte de los jóvenes Sotelo y Pintado, quienes protestaban contra el Congreso y el Gobierno interino -como decenas de miles bautizados como la ‘Generación del Bicentenario’- produjo la renuncia de algunos ministros de ese gabinete y el retiro del respaldo de varios de los congresistas aliados de Merino. Al mediodía del domingo, tuvo que renunciar.

El jefe de la misión ad hoc considera que la crisis de derechos humanos vivida en los últimos días en Lima no se supera solo a través de la justicia penal. “Es super importante la investigación de la Fiscalía para determinar las responsabilidades de los perpetradores inmediatos y de sus superiores jerárquicos, pero también es urgente la dimensión de la verdad, la reparación y la no repetición: y ésta no puede esperar hasta que se resuelvan los casos en la dimensión penal”, expresó.

Los enviados de la ONU han encontrado cinco patrones de violación de derechos humanos por parte de la policía peruana durante la represión de las manifestaciones de este mes: el uso indebido de armas menos letales, el uso de los policías de civil para infiltrarse en las marchas y hacer detenciones, la obstaculización del trabajo de defensores de derechos humanos, las detenciones arbitrarias y el hostigamiento y agresión contra periodistas. 35 hombres y mujeres de prensa fueron lesionados o agredidos durante la cobertura de las protestas, según la Asociación Nacional de Periodistas.

“Sabemos que las armas se pueden convertir en letales si se usan de manera incorrecta, y no es solo los perdigones, sino el uso excesivo y masivo de gases lacrimógenos”, explicó el representante de Naciones Unidas. Jarab destacó, además de las agresiones a los periodistas, una declaración de Flores Araoz, quien en una entrevista en la televisión estatal dijo que la prensa no debería transmitir las marchas porque exacerbaban la protesta.

“Esto es un panorama preocupante y represivo. Algo inaceptable es que continúe la persecución penal al abogado de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, Carlos Rodríguez (quien fue detenido en una comisaría cuando pedía leer el acta de ciudadanos detenidos arbitrariamente). Él estaba ejerciendo su rol, y al haber sido criminalizado, (la policía) afectó la posibilidad de la ONG de defender los derechos humanos de los detenidos”, dijo el jefe de la misión ad hoc.

El equipo retorna a Chile este domingo y tiene previsto emitir antes de fin de año su informe de conclusiones, recomendaciones y propuestas al Gobierno peruano.

Fuente: El País 

miércoles, 18 de noviembre de 2020

ASOCIACIÓN LATINOAMERICANA PARA LOS DERECHOS HUMANOS ALDHU

 


Quito, 16 de noviembre de 2020.




PERU MERECE UNA MEJOR DEMOCRACIA

La Asociación Latinoamericana para los Derechos Humanos (ALDHU) manifiesta su solidaridad con el pueblo del Perú y en especial con sus jóvenes, que en los últimos días han sido sometidos a una cruel represión por parte de quienes se han empeñado en socavar la democracia y atropellar las libertades en ese país.

Dos muertos, casi 100 heridos y medio centenar de desaparecidos son el saldo de la descontrolada represión policial con la que el fugaz gobierno de Manuel Merino pretendió acallar las protestas de la población en contra del golpe parlamentario que concluyó con el gobierno del Presidente Martin Vizcarra.

Las muertes de Inti Sotelo de 24 años y Jack Pintado de 22, producto de impactos de bala disparadas por a la Policía, agravaron la trágica situación derivada de la actuación criminal e indiscriminada de las Fuerzas represivas ordenada por el fugaz Presidente usurpador.

Una ciega minoría parlamentaria carente de representatividad ha hundido al Perú en una crisis que sacude los fundamentos mismos de su Democracia, en un país ya afectado por la pandemia del coronavirus y la recesión económica. Tres presidentes en menos de una semana, dan cuenta de la fragilidad de la institucionalidad.

Los altos mandos se las Fuerzas Armadas reafirmaron su compromiso con la defensa de la vida de los peruanos, arrojando una luz de serenidad en medio del caos. 

En esta hora dolorosa, es imprescindible los peruanos retomen el camino del diálogo democrático con ecuanimidad y amplitud de miras, para la generación de los consensos les permitan superar la crisis, mediante una transición pacífica que habilite la convocatoria a elecciones generales para el próximo mes de abril de 2021, garantizando efectivamente su máxima trasparencia y libertad.

El actual gobierno peruano, encabezado por Francisco Sagasti requerirá del apoyo generoso y republicano de todos quienes quieren evitar mayores dolores a la tan golpeada democracia peruana.

Un asunto crucial que debe ser dilucidado con urgencia, es la situación del casi medio centenar de detenidos por la Policía que permanecen desaparecidos. La anomía en que se encuentra el país no puede servir de excusa ni eximir a los mandos policiales de su obligación de responder por la libertad y la vida de estas víctimas de su actuación represiva ilegitima.

ALDHU reitera su apoyo a la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos del Perú y hace directamente responsable al Parlamento, a la Policía y a las demás autoridades del país por la seguridad de sus integrantes, así como de su obligación de otorgarles todas las garantías necesarias para el ejercicio de su alta misión.



lunes, 16 de noviembre de 2020

Al menos 44 desaparecidos tras las protestas en Perú, constató La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos de Perú

La ONG reclamó el acceso a cuarteles de la policía para verificar sí allí están detenidos los jóvenes que no volvieron a sus hogares tras la marcha del sábado. “Se han privilegiado las detenciones arbitrarias que no se han reportado”, denunciaron.


La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos de Perú ha constatado este domingo al menos 44 desaparecidos, tras la segunda gran marcha de protestas ocurrida el sábado por la noche contra el nuevo Gobierno del país, presidido por Manuel Merino, en la que murieron dos manifestantes y que provocó la renuncia del mandatario este domingo.

Además, la ONG, que aglutina a decenas de organizaciones humanitarias del país, ha estimado en 112 los heridos por los enfrentamientos con la Policía durante esta marcha -frente a los 94 heridos declarados por el Ministerio de Salud, 63 de ellos hospitalizados-, según informó la portavoz y abogada del organismo Mar Pérez al Canal N de noticias.

A juicio de la abogada, se ha tratado de “la noche más negra que ha tenido la democracia de los últimos 20 años”. Según su relato, entre los heridos de gravedad hay un chico que “probablemente no volverá a caminar”.


La abogada ha pedido a la Fiscalía que recoja todas las pruebas necesarias para garantizar que las víctimas de la represión puedan tener acceso a la Justicia. “No se debe entregar estas ‘municiones’ a los efectivos policiales, únicamente a la Fiscalía, estaremos vigilantes”, ha declarado Pérez.

Pérez, por último, ha denunciado un suceso en el que una presunta camioneta de la Policía Nacional Peruana, con las matrículas tapadas, se llevó a un joven detenido, lo que “ha sembrado las sospechas de que algunos jóvenes hayan sido conducidos a un centro de detención”, aunque esta información no se ha podido verificar de manera independiente.

“Estamos realmente sorprendidos por esta cifra (de desaparecidos). Sólo hemos contabilizado 5 detenidos (...) Nos parece que se han privilegiado las detenciones arbitrarias que no se han reportado”, indicó la abogada.

Además, se produjo un caso de abuso sexual sobre una detenida, a la que obligaron a desnudarse y fue sometida a un examen íntimo, un caso doblemente abusivo pues la mujer fue arrestada por imprimir folletos contra el presidente Merino, lo que “no tiene ninguna razón de ser”.

“También se detuvieron a personas por llevar carteles y gorras en protesta contra Merino cuando iban o volvían de las marchas y fueron conducidas a dependencias policiales, algo completamente antidemocrático”, añadió la abogada.

Al balance de heridos y desaparecidos hay que añadir los fallecimientos de dos jóvenes, identificados como Jack Brian Pintado Sanchez (de 22 años) y Jordan Inti Sotelo Camargo (24). Pintado murió por “múltiples orificios en rostro y cara por proyectil de arma de fuego”, según el parte médico publicado por la Policía Nacional de Perú durante la madrugada de este domingo. Sotelo Camargo murió a causa de “un proyectil de arma de fuego en el tórax, a la altura del corazón”.

La Fiscalía, en un comunicado publicado en su cuenta de Twitter, ha lamentado el fallecimiento de ambos y garantizado que el proceso se llevará “con la transparencia, objetividad y celeridad” que corresponde.

El experto en seguridad y exministro del Interior José Pérez dijo a la prensa que las carabinas para disparar perdigones de goma eran armas “menos letales” y su peligrosidad aumentaba dependiendo de la “cercanía con la que se dispara, a donde va el disparo y la cantidad de pólvora que tiene el cartucho”.

Mientras tanto, el Nobel peruano de Literatura Mario Vargas Llosa dijo en un mensaje que los fallecidos “habían sido sacrificados absurdamente, estúpidamente, injustamente” por la policía y pidió cesar la represión contra “todo Perú” que protesta de forma “tan masiva” en contra de la destitución de Vizcarra.

Ante la presión ciudadana y luego de que el Congreso lo exhortara a dimitir bajo amenaza de destituirlo de todos modos., Merino anunció este domingo su renuncia cinco días después de haber asumido.

“Quiero hacer reconocimiento a todo el país que presento mi renuncia”, declaró Merino en un mensaje al país por televisión, lo que desató una celebración en las calles de Lima.

El Congreso deberá ahora designar a un nuevo presidente que pacifique el país. El elegido será el tercer mandatario en menos de una semana, en una nación muy golpeada por la pandemia del coronavirus y la recesión económica, que se sumió en una crisis política cuando el Parlamento destituyó en un juicio relámpago al popular mandatario Martín Vizcarra el lunes.

Merino dijo que para que no haya “vacío de poder”, los 18 ministros que él juramentó el jueves seguirán en sus puestos temporalmente, aunque prácticamente todos habían renunciado luego de la represión a los manifestantes el sábado.

El fugaz gobernante anunció su dimisión poco después del mediodía (17h00 GMT), y el Congreso designará su sucesor -escogido entre los parlamentarios- en una sesión convocada para las 18h00 (23h00 GMT), lo que implica que durante unas seis horas Perú no tendrá presidente.

Apenas Merino hizo el anuncio, las calles de Lima se llenaron de manifestantes que golpearon cacerolas y gritaron consignas, en una bulliciosa celebración.

Fuente: Infobae.com (Con información de Europa Press, AFP, EFE y AP)