Páginas vistas en total

martes, 10 de mayo de 2016

No olvidamos a Berta!!

Juan de Dios Parra, Secretario general de ALDHU, manifestó que es altamente importante "esclarecer con prontitud las reales motivaciones de la muerte de Berta Cáceres"  

Habla el único testigo del asesinato: "La responsabilidad del Gobierno de Honduras en el asesinato de Berta Cáceres es total”.


Aporrea / Madrid, mayo 7 - 

Cansado. Y abatido. Aquellos balazos que le rozaron la oreja provocando un gran sangrado que le salvó la vida ya han cicatrizado, pero el mexicano Gustavo Castro tiene su alma destrozada.  El director de la organización Otros Mundos Chiapas AC estaba con la activista hondureña Berta Cáceres, que luchaba contra la mina de Aguazarca, cuando la asesinaron hace dos meses. Tras las complicaciones para salir del país centroamericano, responde desde algún rincón desconocido de México. Ha sido testigo de la barbarie y del terror, vivió con miedo, pero “éste se va transformando en más energía para combatir a este sistema que pretende acabar con todos nosotros”. No tiene miedo a hablar, y los ‘peros’ no aparecen en su discurso. Su voz resuena fuerte para denunciar un sistema en el que cada vez más los intereses transnacionales y financieros están por encima de las personas y el medioambiente. De la vida.

Berta Cáceres había sufrido amenazas, ¿eras consciente que tu vida estaba en juego?, ¿alguna vez habías sido amenazado por tu actividad crítica y de denuncia? Sabía que había un contexto muy difícil desde hace mucho tiempo y que se había agudizado en los últimos meses. Al llegar a Honduras [fue a impartir un taller] sabía de las recientes amenazas al COPINH [Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras] y a Berta; y las últimas confrontaciones con la empresa hidroeléctrica DESA [Desarrollos Energéticos SA]. Pero jamás pensé que pasaría lo que pasó. Personalmente muy pocas veces he sido amenazado por mi trabajo, a diferencia de cómo lo han vivido cantidad de defensores y defensoras de los derechos humanos en toda la América Latina y el Caribe, donde las luchas del movimiento social son fuertes y esperanzadoras.


  Otros asesinatos pasan desapercibidos, pero el de Berta Cáceres ha tenido un gran eco internacional y ha habido muchas críticas y manifestaciones de repulsa, ¿marcará un antes y un después? Ha sido sorprendente la reacción internacional, no acabo de dimensionarlo. Marca un antes y un después, ya que ha despertado la consciencia adormecida en muchos y ha renovado y actualizado los lazos, la comunicación y la solidaridad entre los pueblos, las personas, las redes y los movimientos.

Contunúa leyendo en www.entornointeligente.com :

No hay comentarios:

Publicar un comentario