Páginas vistas en total

lunes, 6 de noviembre de 2017

Teatro y debate sobre las víctimas de violencia en América Latina

En el marco del Ciclo Itinerante de Teatro y Derechos Humanos y Pueblada por la Identidad se presenta en Oro Verde la obra Un eco más (versión libre de algunas vidas). La cita será el miércoles las 17, en la Facultad de Ciencia y Tecnología de Uader con entrada libre y gratuita.

Será una actividad de debate y reflexión en torno a las víctimas de violencia en Latinoamérica. Está destinada a estudiantes universitarios y público en general.
El texto intenta representar la resistencia y la lucha frente a la barbarie, frente a la violencia y el dolor traumático que produce la fascinación obcecada del poder que se cree dueño de la vida y de la muerte.

El hilo conductor de la obra, su hilván, es rematado por los textos de Antígona, el clásico griego de Sófocles. Pero la mayor parte es dramaturgia de Oscar Lesa, donde se pone en juego la opinión del grupo acerca de este conflicto entre las leyes humanas y los mandatos divinos o, incluso, de la tradición.

"Es una versión muy, pero muy libre, de Antígona. Lo que plantea Sófocles hace 2.500 años es muy simple: el conflicto entre las leyes de los humanos y la ley divina; por un lado, el dictador Creonte prohíbe que los muertos sean enterrados, y por el otro, Antígona lo desobedece para cumplir con la ley divina. A partir de ese conflicto se disparan miles de lecturas e interpretaciones, justamente por eso le pusimos a la obra Un eco más, porque nos prendemos de una frase de George Steiner quien dice que Antígona es siempre un eco que sigue resonando a los largo de los siglos. Este es un eco más, modesto, porque nos parece que Antígona sigue siendo siempre actual porque toca cuestiones irresolutas, si bien uno se ve obligado a tomar partido. Pero todos los héroes, así sean villanos, tienen sus motivos para verse impulsados a la acción. En este caso, Creonte es un tirano, pero él defiende el derecho de su ciudad", señaló Lesa, en diálogo con Escenario.

Desde esta perspectiva, Antígona puede ser una madre de Plaza de Mayo; Creonte, un represor sudamericano; Polinices, un desaparecido. La violencia no cesa, el conflicto tampoco.

El mito
En la mitología griega, Antígona es hija de Edipo y Yocasta y es hermana de Ismene, Eteocles y Polinices. Acompañó a su padre Edipo (rey de Tebas) al exilio y, a su muerte, regresó a la ciudad.
En el mito, los dos hermanos varones de Antígona se encuentran constantemente combatiendo por el trono de Tebas, debido a una maldición que su padre había lanzado contra ellos.
Se suponía que Eteocles y Polinices se iban a turnar el trono periódicamente, pero, en algún momento, Eteocles decide quedarse en el poder después de cumplido su período, con lo que se desencadena una guerra, que concluye con la muerte de los dos hermanos en batalla, cada uno a manos del otro, como decía la profecía.
Creonte, entonces, se convierte en rey de Tebas y dictamina que, por haber traicionado a su patria, Polinices no será enterrado dignamente y se dejará a las afueras de la ciudad al arbitrio de los cuervos y los perros.

Datos
Actuaciones: María Cristina Witschi, Carolina Rodríguez, Raquel Freijo, Amelia Uzín y Alicia Herman.
Vestuario: Andrea Fontelles.
Diseño de sonido: Ariel Dutria.
Trailer: Stella Sánchez.
Dramaturgia: Oscar Lesa.
Dirección: Oscar Lesa y Nadia Grandón.


No hay comentarios:

Publicar un comentario