Páginas vistas en total

domingo, 2 de noviembre de 2014

América Latina en pie de lucha.

Buenas noticias han sido las de los resultados electorales de Brasil, Bolivia y Uruguay. En efecto, se afianza en el poder el PT de Lula  y Dilma e inicia el nuevo período hasta completar 16 años. Este gigante, miembro del poderoso bloque mundial Brics, es fundamental.
El triunfo con más de 3,5 millones de votos es importante dada la presión ejercida por EE.UU. y el poder mediático de ese país, que hasta el último momento mintió, calumnió y chantajeó. Evo barrió y se consolidó un poder popular con fuerte componente indígena y una visión de socialismo indoamericano. Tabaré en Uruguay consolidará su victoria de un 17% y el Frente Amplio terminará de aplastar a la partidocracia en Uruguay.
Por otro lado, Maduro ha resistido y el pueblo venezolano, junto a las FF.AA. bolivarianas, consolida su poder, no obstante el acoso, especulación y boicot económico de la oligarquía que cuenta con el apoyo yanqui.
Antes, en Chile triunfó Bachelet, retomando el poder de manos de la derecha; y en Argentina se le está ganando la pelea a los capitalistas ‘buitres’, una vez más, apoyados por los pulpos financieros norteamericanos.
En El Salvador se afianza el Frente Farabundo Martí con el liderazgo de otro excomandante guerrillero. Nicaragua trabaja por el cambio, y Cuba, país de soberanía y dignidad plenas, nuevamente da muestras contundentes de su espíritu internacionalista y solidario con los pueblos del mundo; en este caso, con algunos países de África, sometidos al sufrimiento de toda clase de dolencias. Todo esto, no obstante  la vigencia del criminal bloqueo yanqui.
En nuestra patria continúan los esfuerzos para frenar la arremetida conservadora. Son importantes las tareas de unidad en el Frente Unidos, que debe fortalecerse con amplitud democrática; y el reconocimiento internacional a la Revolución Ciudadana. AP se está reforzando y requiere el apoyo de todos sus adherentes.
América Latina está en pie de lucha; se avanza superando grandes dificultades, ya que persiste la labor desestabilizadora de la derecha -con descarado patrocinio internacional- a la que los pueblos están enfrentando con éxito.
La oligarquía soberbia es también rabiosa y militante; los ‘tontos útiles’ de la izquierda pro derecha no cesan en su labor obstruccionista. Persiste el cuento de los derechos humanos y cada vez corren a Washington a arrodillarse y lloriquear en la CIDH; los dueños de los medios y su SIP despotrican con el cuento de la falta de libertad de expresión; no obstante, todos los días hablan y publican lo que les da la gana y como les da la gana.
El famoso GAFI, por su parte, aún nos tiene en la ‘lista negra’, porque supuestamente no hacemos lo que a él le interesa para controlar operaciones mal habidas del negocio también mal habido del tráfico de drogas, olvidándose de que su poderosa banca, junto a gobiernos alcahuetes, opera sobre la base del inmenso mercado de consumo en EE.UU. y la UE, que tanto afecta a su juventud.
Con esta tendencia es cada vez más urgente acelerar la organización de la Celac, nuestra organización de Estados Americanos, sin Canadá ni EE.UU., los de la Patria Grande, para desde allí incidir con más fuerza en la construcción de un mundo solidario, que deje atrás la pesadilla capitalista neoliberal, de explotación y oprobio, que concentra la riqueza salvajemente en pocos países y un reducido sector de la población mundial, en perjuicio de miles de millones de seres humanos marginados y condenados.

http://www.cre.com.ec/noticia/79228/america-latina-en-pie-de-lucha/

No hay comentarios:

Publicar un comentario