Páginas vistas en total

domingo, 15 de abril de 2012

CONCLUYE CUMBRE DE LOS PUEBLOS CON CRITICAS A HEGEMONÍA DE ESTADOS UNIDOS


La V Cumbre de los Pueblos, foro alternativo a la Cumbre de las Américas,  concluyó hoy con una serie de pronunciamientos y una nutrida marcha en Cartagena de Indias, sede también de la VI Cumbre de las Américas.

Los participantes recorrieron algunas calles, alejadas del centro donde se desarrolla el encuentro de presidentes, y llegó hasta el emblemático Castillo de San Felipe, cuyos alrededores están militarizados.



Allí los delegados al foro alternativo se pronunciaron en contra de la presencia del mandatario estadounidense, Barack Obama, en Cartagena de Indias, al tiempo que quemaron una bandera de ese país como muestra del rechazo.

Asimismo reclamaron el cese del bloque económico, financiero y comercial que el gobierno norteño mantiene contra la isla por más de medio siglo y rechazaron el intento de la administración de ese país por aislar a Cuba.

Representantes de movimientos sociales y sectores políticos del continente debatieron durante tres días sobre la realidad socioeconómica y política del hemisferio.

Acordaron igualmente solidificar la articulación de la lucha social con el propósito de reivindicar los derechos sociales y apostar por una verdadera integración sustentada en la solidaridad.

La Declaración Final de la Cumbre de los Pueblos 2012 también censuró el hecho de que Estados Unidos insista en imponer la agenda internacional del hemisferio y se muestre como una nación que defiende los derechos humanos.

A su vez, denuncia que Washington jugó un papel protagónico en el golpe de Estado en Honduras contra el presidente constitucional Manuel Zelaya y sigue manteniendo un inicuo bloqueo contra Cuba y apuesta a la desestabilización de Haití.

También advierte que la Casa Blanca no ha desmantelado el campo de concentración de prisioneros en Guantánamo, territorio cubano ocupado ilegalmente.

Critica también que el presidente Obama no cumplió su promesa hecha en la anterior Cumbre de las Américas, de construir una nueva relación con América Latina, al tiempo que persiste en su oposición a que Argentina ejerza su legítima soberanía sobre las Malvinas.

La Cumbre de los Pueblos considera además que los tratados de libre comercio que impulsa Estados Unidos constituyen un obstáculo grave para la integración regional.

Por otra parte, llama la atención sobre los daños socio-ambientales irreversibles que causan varias empresas transnacionales de origen canadiense, violando los derechos de los pueblos y sus territorios.

Otro de los aspectos enfáticos del encuentro continental de movimientos sociales, fue el que tiene que ver con el acaparamiento de tierras que atenta contra la seguridad alimentaria de los países del hemisferio y termina violando su soberanía.

En materia de avances, la declaración final resalta los procesos de integración que se vienen dando como la consolidación del ALBA, Unasur y la Celac, que fundan las relaciones internacionales en la solidaridad y no en el libre comercio, subrayan.

Estos progresos integracionistas deben propender por avanzar hacia la superación del modelo extractivista y agroexportador, que está causando enormes conflictividades sociales, ambientales y políticos en el continente, sugieren.

También llaman al movimiento social latinoamericano y a los sectores políticos progresistas a pugnar el modelo de libre comercio y a articular la lucha para derribar este esquema que está genera grandes inequidades sociales.

Al mismo tiempo, la Cumbre de los Pueblos exige la eliminación de las bases militares norteamericanas en la región, la cancelación de los ejercicios militares, el cierre de la Escuela de las Américas y la suspensión del Sistema Interamericano de Defensa.

Considera muy negativa para el desarrollo social, la promoción indiscriminada de la inversión extranjera y afirma que "los derechos de los inversionistas no pueden estar por encima de los pueblos y la naturaleza".

En ese sentido, condena los intereses de las transnacionales en el continente que son actores principales del modelo extractivista de recursos naturales.

Finalmente, saluda la nueva arquitectura financiera regional con la irrupción de mecanismos como el Banco el Sur, el Fondo de Reservas Latinoamericanas, y enfatiza su exigencia de restablecer el derecho a Cuba a pertenecer al sistema multilateral.

Esto último comenzando porque Estados Unidos termine su bloqueo contra la isla, afirman.

oda/acl

No hay comentarios:

Publicar un comentario