Páginas vistas en total

martes, 30 de agosto de 2016

La situación de la CIDH es crítica


Juan de Dios Parra, secretario general de ALDHU, coincide en la "urgencia" de apoyar a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, entidad que atraviesa una aguda crisis de financiamiento.- 


ROBERTO F. CALDAS | PRESIDENTE DE LA CORTE INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS
“La financiación de la Corte es absolutamente urgente”

El presidente del tribunal americano reconoce que la crisis financiera de la institución ha llegado a un punto crítico

El juez Roberto de Figueiredo Caldas (Sergipe, 1962) está convencido de que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) puede atender con mayor detalle los casos que llegan al tribunal. El presidente de la Corte, sin embargo, reconoce que el organismo atraviesa una de sus peores crisis financieras que el impide llevar Justicia a todos los rincones del continente Americano. Caldas está de visita en México para celebrar un periodo de sesiones de la CIDH y también para hacer un llamado a los países miembro de la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre la precariedad en la que el tribunal permanece.

La CoIDH trabaja fuera de su sede en San José (Costa Rica) una vez al año para dar difusión a los casos en los que resuelven y para mostrar a la comunidad judicial que sus decisiones pueden sentar un precedente para los sistemas de Justicia de los países miembros de la OEA. “Las cuestiones que llegan a la Corte Interamericana normalmente son de una gran trascendencia para los países del continente, de una actualidad impresionante, por eso los casos son tan importantes y hacen precedente, se convierten en verdaderos modelos para que la Justicia nacional pueda tratar juicios y casos similares”, explica Caldas, en entrevista con EL PAÍS.

La atención a casos de desaparición forzada, abuso de autoridad y discriminación en América Latina han dominado en los últimos años la agenda de la Corte. Sin embargo, cuando países europeos como Dinamarca y Noruega retiraron su apoyo financiero al tribunal para atender la crisis de los refugiados en Europa, el foco se concentró en solucionar las carencias del organismo. “La Corte Interamericana históricamente no tiene recursos suficientes para ser la Corte que todos desean. Nosotros estamos en ese momento de crisis cuando la cooperación internacional europea, que garantizaba alrededor del 50% de los recursos para el funcionamiento de la Corte, sale”, cuenta Caldas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario