Páginas vistas en total

viernes, 29 de abril de 2016

México: Vergüenza mundial por Ayotzinapa

El Secretario general de ALDHU, abogado Juan de Dios Parra, coincidió con las declaraciones del presidente de la Cámara de Diputados de México, Jesús Zambrano, quien señaló que se debe realizar una “condena política y moral para el Gobierno de México”
“No es posible que transcurrido tanto tiempo aún no aparezcan claros indicios de qué ocurrió con los normalistas” señaló Parra.
“El Presidente Peña Nieto tiene que dar explicaciones a las familias y a la comunidad internacional” sentenció.

Por su parte el presidente de la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano Grijalva, aseguró que los pronunciamientos del gobierno de Estados Unidos y de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre el trabajo del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), son una “condena política y moral para el gobierno de México”, por su incapacidad de resolver el caso Ayotzinapa.
En entrevista, el diputado perredista enfatizó que los pronunciamientos públicos de ambas instancias “deberían darnos vergüenza”.
Reiteró que con las conclusiones del informe del GIEI “regresamos al punto de partida” de las indagatorias y se evidencia que hay líneas de investigación que no han sido consideradas por la Procuraduría General de la República (PGR).
Dijo que seguimos esperando que la PGR de a conocer sus conclusiones o los avances que tiene hasta el momento de las investigaciones y que diga que va a pasar con los señalamientos que ha hecho el GIEI, ace3rca de otras líneas que tendría que estar desarrollando para buscar la verdad que los mexicanos seguimos esperando.
“A 19 meses de los acontecimientos lamentables, trágicos de Iguala, de Cocula, con los jóvenes normalistas de Ayotzinapa, seguimos esperando saber qué fue lo que verdaderamente pasó. Y mientras esto no suceda, pues ahí va a quedar la gran interrogante y seguirá el gobierno con una deuda social, ética y política ante la sociedad”, insistió.
En su opinión debiera haber terminado bien el trabajo de colaboración entre el Gobierno federal y el GIEI, además de que se inicio de común acuerdo por parte de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos y del gobierno de la República.
Aseguro que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos tiene una enorme respetabilidad y una gran ascendencia política y moral en el conjunto del Continente Americano, especialmente en el subcontinente Latinoamericano.
Ellos han incidido con medidas cautelares en no pocas ocasiones para impedir abusos contra derechos humanos y políticos en varios países de América Latina. Y, ahora, el hecho de que la propia CIDH diga que “lamentan que las cosas hayan terminado así, que no hayan terminado bien y que la procuraduría o el gobierno de la República haya decidido unilateralmente ya la cancelación de la continuación de los trabajos del GIEI”, pues al mismo tiempo, hay que asumirlo así como una suerte de condena política y moral de la CIDH contra el gobierno mexicano.
Reitero que sigue sin saberse dónde quedaron los 43 muchachos desaparecidos. Los padres siguen pensando que pueden estar vivos, y a esto es a lo que la PGR debería dar una respuesta.

/eupr

No hay comentarios:

Publicar un comentario