Páginas vistas en total

miércoles, 22 de octubre de 2014

La libertad de expresión ha sufrido crecientes retrocesos en América Latina.

Santiago de Chile, 19 oct (EFE).- 
La libertad de expresión ha sufrido crecientes retrocesos en los últimos años en América Latina, dijo el portavoz de Human Rights Watch José Miguel Vivanco en un foro en la Asamblea General de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) en Santiago.
Vivanco responsabilizó a los gobiernos de gran parte de los países de promover y respaldar iniciativas que ponen la potestad de los estados por encima de los derechos individuales de las personas.
"La libertad de expresión no sólo es poder decir lo que uno piensa, dar y recibir información, sino también no recibir represalias económicas, físicas o legales por hacerlo", dijo.
"Implica también que los gobiernos no impongan restricciones ni medidas que busquen influir en el contenido de las informaciones, opiniones o cualquier tipo de expresiones", añadió.

A su juicio esa tendencia ha ido aumentando en muchos estados y es parte "de lo que llamaría un proceso de paralización de los compromisos colectivos para promover la democracia, las libertades públicas y por supuesto la libertad de expresión".
Como ejemplo Vivanco citó la reunión celebrada por los países miembros de La Comunidad de Estados Americanos y del Caribe (Celac) en enero en La Habana, en la que acordaron los derechos inalienables de los estados sobre los de los individuos.
Para Vivanco ello implica poner por encima de las libertades de las personas los derechos del Estado que debería ser el encargado de protegerlos y garantizarlos.

También cuestionó como un atentando a la libertad de expresión que en es misma reunión se reivindicara el principio absoluto de soberanía nacional que "habitualmente se usa como escudo para impedir el escrutinio externo y el debate público respecto a los abusos que se cometen en un país".
"Esto hace que la carga sea muy difícil cuando uno quiere promover y exigir a estos estados que cumplan con sus obligaciones colectivas de defender la libertad de expresión, las libertades públicas y los derechos humanos", indicó.
"Hay que denunciar y hay que exigirle a los gobiernos una explicación respecto de este tipo de acuerdos, porque de lo contrario cada vez vamos perdiendo terreno", agregó.
Vivanco hizo especial mención a la situación de Venezuela, donde consideró que las masivas protestas contra el gobierno han derivado en una "brutal represión" y una agresión a los medios de prensa y los periodistas con el afán de impedir que informen sobre esos hechos.
"EL gobierno arremetió contra los medios, los periodistas y especialmente contra quienes filmaban las manifestaciones, con el evidente afán de que no se diera a conocer lo ocurrido", dijo.
Según Vivanco es imprescindible que las organizaciones sociales, los medios, los periodistas y los gobiernos comprometidos con los valores democráticos reaccionen en contra de este tipo de situaciones.
Pero se muestra pesimista, ya que estima que en años recientes ha habido un franco retroceso en la promoción de los valores tendentes a profundizar la democracia y la libertad de expresión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario