Páginas vistas en total

viernes, 5 de julio de 2013

¡Todos somos Bolivia! Gobiernos y sociedad civil latino-americana repudian secuestro de Evo Morales.

Adriana Santiago
Adital
El mundo está hoy sorprendido y agitado ante lo que Bolivia ha calificado como el secuestro de su presidente Evo Morales. El incidente diplomático llamó la atención del mundo y ha sido motivo de manifestaciones de gobiernos latinoamericanos y de la sociedad civil. El mandatario boliviano quedó retenido por 15 horas en el aeropuerto de Viena, capital de Austria, después de un aterrizaje de emergencia, luego que Portugal, España, Francia e Italia le revocaran la autorización para sobre volar sus respectivos espacios aéreos o aterrizar en sus territorios para reabastecimiento de la nave.
Evo Morales continuó su vuelo hacia La Paz, luego de fuerte reacción internacional al acto que, según el gobierno boliviano, es contrario a la soberanía de Bolivia, además de someter a su presidente en riesgo de muerte. Con aterrizajes previstos en las Islas Canarias (España), y en Fortaleza (Brasil), para reabastecimiento el presidente partió hacia La Paz en un vuelo de más 15 horas bajo fuerte expectativa de la comunidad internacional.
A pesar que ninguno de los países mencionados lo haya admitido oficialmente, la mayoría de los pronunciamientos públicos referidos al hecho, condenan la acción [de los países europeos] como un sometimiento a la presión del gobierno de los Estados Unidos, que manifestó sospechas de que el avión presidencial boliviano llevase al ex técnico de informática de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), Edward Snowden, señalado por espionaje después de revelar secretos sobre vigilancia on line a países aliados a WilkiLeaks. Con su pasaporte estadunidense anulado después de la condena, el fugitivo está pidiendo asilo político a más de 20 países desde el aeropuerto de Moscú. Evo Morales, que estaba en la capital rusa para una reunión Cumbre sobre nuevas políticas internacionales para la explotación del gas, llegó anunciar que podría evaluar el pedido de asilo de Snowden, ha sido tratado como sospechoso de facilitar la fuga.
Los presidentes organizados alrededor de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), por medio de un comunicado firmado por su Secretario General Alí Rodríguez Araque, condenaron enérgicamente el sabotaje y falta de respeto infringido al presidente Evo Morales, calificando lo ocurrido como "indignante y absurdo”. Además pidieron a los jefes de Estado de América y del mundo tomen las medidas que consideren necesarias.
Hay además una reacción articulada de varios presidentes con declaraciones públicas entre ellos Nicolás Maduro (Venezuela), Cristina Kirchner (Argentina). José Mujica (Uruguay), Daniel Ortega (Nicaragua), el más enérgico e incisivo ha sido Rafael Correa (Ecuador). Ha escrito en su cuenta Twitter (@MashiRafael), "o nos graduamos como colonias o reivindicamos nuestra independencia, soberanía y dignidad. Todos somos Bolivia”.
Entre las organizaciones de la sociedad civil se han manifestado el Foro Internacional Pablo Neruda, la Red de Intelectuales y Artistas en Defensa de la Humanidad, que califican la acción como cobarde e imperialista. De forma semejante se han pronunciado los países que integran la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA). En Argentina, la Organización Social y Política ‘Los Pibes’ convocó a un acto frente a la embajada de Bolivia para repudiar la cobarde agresión imperialista y expresar apoyo al pueblo boliviano. Rodrigo Cabezas, presidente del Parlamento Latino-americano, el Grupo Venezuela, condenó los hechos. "Este acto es una clara violación del derecho internacional y de la inmunidad de la que gozan los jefes de Estado”. En la misma línea se han pronunciado la Confederación Latinoamericana y Caribeña de Trabajadores del Estado (CLATE) de Paraguay, La Confederación de los Trabajadores de Ecuador (CTE) y la representación de Ecuador en el parlamento Andino, entre otras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario