Páginas vistas en total

sábado, 23 de junio de 2012

CRECE SOLIDARIDAD MUNDIAL CON PARAGUAY

El Senado destituyó este viernes al presidente Fernando Lugo tras un acelerado juicio político que comenzó el jueves. Sectores oficiales, organismos internacionales y algunos gobiernos de la región califican el hecho como un Golpe de Estado.

En un juicio político exprés, Lugo fue apartado del cargo a pedido de la Cámara de Diputados (instancia acusadora) que alegó mal desempeño en sus funciones. Por mayoría (76 votos contra 1), la Cámara Baja aprobó el libelo acusatorio para someter a juicio político al presidente Fernando Lugo.

La comisión acusadora integrada por los diputados Carlos Liseras, Oscar Tuma, José López Chávez, Jorge Ávalos, Sebastián Acha y Clemente Barrios, presentaron un libelo acusatorio que contenía solo cinco argumentos en contra del jefe de Estado: la masacre de Curuguaty, la reunión de los jóvenes socialistas en la sede de las Fuerzas Armadas, la firma del protocolo de Ushuaia II, la creciente inseguridad. Además acusan a Lugo de ser el único responsable y facilitador de las ocupaciones de tierras en Ñacunday.

La sesión extraordinaria del Senado comenzó alrededor de las 12:30 de este viernes, donde la defensa de Lugo presentó sus alegatos, teniendo un tiempo de dos horas. Los abogados Enrique García, Adolfo Ferreiro y Emilio Camacho utilizaron un tiempo de 1:30 aproximadamente.

Seguidamente, a las 14:30, se evaluaron las pruebas. A las 15:30, el Tribunal (en este caso el Senado) examinó las pruebas y alegatos presentados por las partes.

Oscar Tuma, uno de los fiscales acusadores, dijo que Lugo solo demostró su incapacidad para gobernar e insistió en acusarlo del mal desempeño de sus funciones. Sacaron a luz nuevamente la matanza en Curuguaty, donde fallecieron 6 policías y 11 campesinos en un procedimiento de allanamiento.

El abogado de Lugo, Adolfo Ferreiro, expuso sus alegatos finales, argumentado que no existen causales para la destitución del presidente.

Luego, algunos senadores pidieron la palabra y se ratificaron en la postura inicial de destituir al presidente.

Finalmente, a las 17:00 se realizó una última sesión extraordinaria, de carácter público. La votación inició a las 17:25, donde el pleno del Senado votó nominalmente. 39 senadores votaron a favor de la condena y solo 4 en contra.

Repercusión internacional

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner confirmó hoy que “Argentina no va a convalidar el golpe de Estado en Paraguay” y adelantó que se decidirá un “curso de acción” con los países de la región.

“Argentina no va a convalidar el golpe de Estado en Paraguay” dijo la presidenta en la Sala de Periodistas de Casa de Gobierno y fundamentó que “Unasur ha tenido un pronunciamiento unánime en Río de Janeiro” sobre el proceso que terminó con la destitución del presidente Fernando Lugo.

Rafael Correa anunció que no reconocerá a Franco como presidente paraguayo. El presidente del Ecuador, Rafael Correa, anunció que su gobierno no reconocerá a Federico Franco como presidente de Paraguay, tras la decisión del Senado de destituir a Fernando Lugo.

“El gobierno de Ecuador no reconocerá otro presidente de Paraguay que no sea el presidente Fernando Lugo”, recalcó Correa al regresar esta noche de Rio de Janeiro de la cumbre de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sustentable y tomar conocimiento de la votación en el Senado guaraní, según reportó la estatal agencia Andes.

El mandatario advirtió que “los países de la Unasur tienen el derecho y el deber de velar para que en base a formalismos no se esté rompiendo la legitimidad de la democracia en Paraguay”.

Ayer, el jefe de Estado había adelantado que si las fuerzas opositoras acaban con la legitimidad en el poder de su homólogo Lugo, los países de la Unasur pueden no reconocer al nuevo gobierno que proponga el congreso de ese país.

“¿Para qué tenemos Unasur, para qué estamos en un proceso integracionista?. En estos problemas tan graves no podemos quedarnos con los brazos cruzados”, afirmó en rueda de prensa en la base aérea de Quito.

“Lo que podemos es no reconocer al nuevo gobierno, incluso llegar al cierre de fronteras, que es lo que establece la cláusula democrática de Unasur. Internamente, ellos pueden hacer lo que quieran pero para ser reconocidos a nivel internacional depende de nuestra decisión. La cláusula democrática de Unasur nos da los instrumentos para, incluso, si se perdió la legitimidad en el ejercicio del poder (…) no reconocer ese gobierno y tomar sanciones más drásticas como, por ejemplo, el cierre de fronteras”, agregó.

La Carta Democrática de la Unasur establece que, en caso de ruptura del orden democrático, de una violación del orden constitucional o de cualquier situación que ponga en riesgo el legítimo ejercicio del poder y la vigencia de los valores o principios democráticos, los países pueden tomar determinaciones y sanciones para tratar de restablecer el orden en ese país.

“Ojalá entendamos la gravedad del asunto. Estas prácticas se están superando en América Latina”, sostuvo Correa, quien consideró “muy peligroso” lo ocurrido hoy en Paraguay porque “puede sentar un precedente nefasto para la región” y volver “a los tiempos en que, con cualquier leguleyada, se sacaba a presidentes legítimamente electos”.

En una conferencia de prensa, Dilma Rousseff sugirió expulsar a Paraguay del Mercosur y la Unasur. La mandataria dijo que esos bloques tienen cláusulas en sus estatutos que requieren el respeto de las reglas democráticas. “Hay pena anticipada” para aquellos que no cumplen con “los principios que caracterizan a una democracia”, sostuvo.

Cuando se le preguntó cuál es la pena que se le podría aplicar a Paraguay, Rousseff respondió que es “la no participación en los organismos multilaterales” y agregó que ese país está experimentando una “situación complicada”.

Por su parte, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, rechazó por “ilegítima” la destitución y dijo que “no reconocerá otro presidente de Paraguay que no sea Fernando Lugo”.

“Ya basta de estas patrañas en nuestra América, eso no es legítimo, yo creo que tampoco es legal, seguramente se han roto los procedimientos”, añadió el ecuatoriano.

Correa llamó a la Unasur a “aplicar la cláusula democrátida” del grupo, que, recordó, “establece no reconocer gobiernos y el cierre de fronteras” con los países que no se encuadren en un marco democrático. “No sabemos qué vaya a decidir Unasur, creemos que debe aplicar las sanciones que establece la carta democrática, no reconocer a un gobierno ilegítimo, incluso llegar al cierre de fronteras”, añadió.

Reacciones sociales

Miles de personas en las calles defendiendo
la democracia
Miles de manifestantes se autoconvocaron en la Plaza de Armas, ubicada frente al Congreso, y en diversas partes del país, en contra del juicio político a Fernando Lugo. Diversos grupos de campesinos también llegaron hasta la capital. Otros, en el distrito de Horqueta, cerraron la ruta V en el km 75. Las instituciones de salud anunciaron que están preparados para atender heridos en caso de que se desaten hechos violentos entre manifestantes, y varias escuelas y colegios suspendieron las clases.


Palabras del Presidente Lugo

“Hoy no es Fernando Lugo es que recibe un golpe. Hoy no es Lugo el que fue destituido. Es la historia paraguaya y su democracia las que han sido heridas profundamente, en la que fueron transgredidos todos los principios de la defensa, de manera cobarde, grave y alevosa, y espero que sus ejecutores tengan presente la gravedad de sus hechos”, sostuvo.

Al respecto, dijo que siempre actuó en el marco de la ley y que por eso abandonará el cargo de presidente, tal como lo estableció el Congreso con 39 votos a favor de su salida por sobre cuatro en contra.

“Como siempre actué en el marco de la ley, aunque ésta haya sido torcida, me someto a la decisión del Congreso y estoy dispuesto a responder siempre como ex mandatario nacional. A los conciudadanos que no se les niegue el derecho de decir su opinión y hago un llamado a que cualquier manifestación sea pacifica, que la sangre de los justos no se derrame nunca más por intereses mezquinos en nuestro país”, subrayó.

Presidente Lugo Destituido por la Oligarquía
El ex jefe de Estado agradeció el apoyo de los ciudadanos paraguayos “que pusieron su valor y su tiempo para consolidar esta democracia como los movimientos sociales, campesinos, indígenas, trabajadores y líderes que sostuvieron y seguirán sosteniendo este país.

“Hoy me despido como presidente de la república, pero no como ciudadano paraguayo y he de servir a esta Nación allí donde me necesiten como lo había jurado. Lugo no responde a clases políticas, ni a la mafia ni al narcotráfico. Tenemos un deber de solidaridad con nuestra patria y nuestra historia. Esta noche salgo por la puerta más grande de la Patria, por la puerta del corazón de mis compatriotas, ciudadanos y ciudadanas. A los paraguayos y paraguayas les digo que siempre podrán seguir contando con Fernando Lugo. Y mucha fuerza. Viva el Paraguay”, concluyó.

El hasta hoy vicepresidente de Paraguay, Federico Franco, ya asumió como nuevo presidente del país. Franco completará el período de Lugo y ejercerá hasta el 15 de agosto de 2013, por lo que no se postulará al Senado en las elecciones nacionales que se realizarán en abril del próximo año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario