Páginas vistas en total

martes, 24 de enero de 2012

INFORME DE DERECHOS HUMANOS 2012 DE HUMAN RIGHTS WATCH (HRW).

Human Rights Watch (HRW) es una ONG internacional dedicada a la investigación, defensa y promoción de los derechos humanos. Su sede se encuentra en Nueva York y cuenta con oficinas en Beirut, Berlín, Bruselas, Chicago, Ginebra, Johannesburgo, Londres, Los Ángeles, Moscú, París, San Francisco, Tokio, Toronto y Washington, DC.

Human Rights Watch produce informes de investigación sobre violaciones de normas internacionales de derechos humanos, siguiendo los valores de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y de otras normas de derechos humanos aceptadas internacionalmente. Estos informes son utilizados como base para denunciar ante la comunidad internacional los abusos y presionar a los gobiernos y a las organizaciones internacionales a efectuar reformas. Los investigadores realizan misiones para descubrir los hechos en situaciones sospechosas y generar cobertura periodística en la prensa local e internacional. En sus informes, HRW ha abordado temas como la discriminación social y de género, la tortura, la utilización de niños por parte de ejércitos, corrupción política, y los abusos en los sistemas de justicia criminal. Human Rights Watch documenta e informa sobre violaciones a las leyes de la guerra y al derecho internacional humanitario.

La falta de seguridad ciudadana y la tendencia de algunos líderes de América Latina por perpetuarse en el poder se presentan como las dos mayores amenazas a los derechos humanos en la zona, según el último informe de la organización Human Rights Watch (HRW).
El informe destaca la situación en México, donde el Gobierno de Felipe Calderón reconoció que se habían cometido 45.000 homicidios desde que éste accediera a la presidencia en 2006, pero sólo ha abierto investigación por 997 causas. De todas ellas, apenas se han presentado cargos contra 360 personas y se ha condenado a 29.
La violencia en México es uno de puntos críticos del Informe
“Se trata de una cifra mínima en relación con la gravedad y el número de abusos cometidos”, afirmó Vivanco, Director del HRW. “No sabemos cómo el Gobierno sigue manteniendo que el 90% de las víctimas son miembros del narco que se matan entre ellos, cuando no se investigan los hechos. Les retamos a que documenten cómo han llegado a esa conclusión”.
El informe de HRW ha documentado durante los dos últimos años evidencias de violaciones de derechos humanos en cinco estados mexicanos, prácticas de tortura “de manera sistemática por las fuerzas de seguridad” y la falta de justicia y recursos judiciales para las víctimas. “La ausencia de investigación por parte de las autoridades durante las últimas décadas es sinónimo de impunidad”, declaró Vivanco durante la presentación del informe.
El director de HRW en la zona alegó que la falta de preparación de los cuerpos de policía y la injerencia de las fuerzas armadas no ofrece mejoras en materia de seguridad y además empeora el historial en materia de derechos humanos.
La organización identifica también como preocupante la tendencia a mantenerse en el poder de los líderes de algunos países, su interés por asegurarse oportunidades de reelección, el control sobre el poder ejecutivo, las presiones sobre medios de comunicación independientes y la falta de libertades públicas. HRW recomienda a los Estados que inviertan en más recursos para investigar crímenes, recaben más datos al obtener una denuncia por parte de cualquier ciudadano e impidan así que las violaciones de derechos humanos queden impunes.
HRW identificó también en este último año tendencias positivas, especialmente en México y Colombia, donde las cortes supremas han cambiado la legislación para afianzar el ejercicio de los derechos fundamentales. El informe destaca además “la apertura y el entendimiento” mostrado por el gobierno colombiano con respecto a los derechos humanos en el último año, pero lamenta dos grandes cuestiones sin resolver. La organización identificó 100.000 nuevos desplazados dentro del país -el total asciende a 3,7 millones de ciudadanos- a causa de la violencia, y los asesinatos de sindicalistas que, a pesar de que las muertes se redujeron en 2011 a 29, la cifra sigue poniendo a Colombia por delante de ningún otro país.
Los Indignados marcan la pauta por la defensa
de los DDHH en Estados Unidos
El informe de HRW destaca en su apartado sobre Estados Unidos tres grandes amenazas a los derechos humanos en el país. Por un lado, la negación de Obama a vetar la renovación del mandato que permite detener indefinidamente a sospechosos de terrorismo en el país, desplazar a los detenidos en la base naval de Guantánamo a territorio norteamericano para juzgarles, y que autoriza al ejército a realizar detenciones en el territorio norteamericano, algo prohibido por ley desde hace 150 años. El documento también denunció el uso de la cadena perpetua en sentencias contra menores de edad, las leyes de inmigración de estados como Alabama -que criminalizó la presencia de estudiantes indocumentados en las escuelas o firmar contratos con las autoridades- y el desigual acceso a la justicia.
HRW lamenta el hecho de que EE UU siga siendo el primer país del mundo en dictar penas de prisión, con 2.3 millones de ciudadanos en sus cárceles. Además, desde el año pasado, los ciudadanos hispanos además son el grupo de población que recibe más condenas de prisión en cárceles federales, por delante de los afroamericanos, y tienen cinco veces más probabilidades de ser condenado a cadena perpetua que uno blanco.
Descargar el Informe Completo del Informe 2012 de HRW (Capítulos sobre las Américas)

No hay comentarios:

Publicar un comentario