Páginas vistas en total

sábado, 19 de noviembre de 2011

DECLARACIÓN DE ALDHU SOBRE REPRESIÓN DEL GOBIERNO BOLIVIANO A INDIGENAS AMAZÓNICOS

foto: observatorioglobal.com

(Santiago de Chile, 26 de Septiembre de 2011)  La Asociación Latinoamericana para los Derechos Humanos, (ALDHU), expresa su preocupación por la violenta represión ejercida por el Gobierno Boliviano, en contra de una Marcha de los Indígenas de la zona amazónica, lo cual implica una flagrante violación a los derechos humanos, y en particular de los derechos inalienables de los pueblos indígenas, como lo establece la Declaración de Naciones Unidas sobre Pueblos Indígenas.

El Presidente Evo Morales ordenó el domingo recién pasado, la disolución de la marcha, que cumplía 41 días, con resultado de varios heridos y detenidos, como represalia porque el Canciller,  David Choquehuanca, fuese retenido por más de una hora y obligado a marchar, como una forma de hacer presión por lo que consideran un atropello a sus derechos a raíz del proyecto de construir una carretera sobre la que es considerada una reserva ecológica en sus  territorios protegidos. 

Según denuncias de organizaciones de derechos humanos de Bolivia, decenas de policías intervinieron el campamento indígena  en las afueras del poblado de Yucumo a 320 km al noreste de La Paz, desde donde trataron de hacer retroceder a cientos  indígenas, incluyendo a mujeres y niños, a sus poblados de origen.  La fuerza inusitada de la policía logro reducir a  los dirigentes indígenas los cuales fueron esposados y subidos a carros policiales.  Al caer la noche la policía seguía patrullando la zona y capturando nativos y trasladados a sus poblados de origen.

La  policía además, intentó subir a un avión a los dirigentes indígenas de la marcha, para obligarles a retornar a sus comunidades desde el pueblo amazónico de Rurrenabaque, pero los pobladores del lugar tomaron el aeropuerto, rebasaron a los agentes y liberaron a los indígenas, según  informaron medios locales.

La delegada en Bolivia de Naciones Unidas, Yoriko Yasukawa, instó al cese inmediato de la violencia contra los indígenas,… "lo primero para nosotros es que paren la violencia lo antes posible, y recordarle a las autoridades, y a todos sus niveles, que es su responsabilidad parar la violencia y proteger a la gente que está allí"…"Lamentamos profundamente lo que ha sucedido, porque todo este tiempo hemos venido llamando a que se resuelva este conflicto en paz y a través del diálogo y, realmente, es deplorable que se hayan dado estos hechos de violencia", dijo la delegada de la ONU.
Reiteramos nuestro rechazo a todo uso de violencia represiva  por parte del Estado en contra de movimientos sociales indígenas, que hacen uso de su legítimo derecho a protestar y a manifestar su desacuerdo con proyectos de envergadura como es la construcción de una carretera financiada internacionalmente  y que atravesará una reserva natural. Tal como lo expresa la delegada de Naciones Unidas y varias entidades de derechos humanos, el único camino para solucionar las diferencias y posibles conflictos, será siempre el dialogo realizado con transparencia y buena voluntad.

Reafirmamos que si hay verdadera voluntad de diálogo, el Gobierno debería poner en práctica en forma efectiva el ofrecimiento del Presidente Morales, en cuanto a  la realización de un referendo en los departamentos de Beni (noreste) y Cochabamba (centro), para definir el actual conflicto con los indígenas amazónicos.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario