Páginas vistas en total

lunes, 28 de noviembre de 2011

ALDHU INSTA A PONER FIN A LA VIOLENCIA EN COLOMBIA Y A CALIFICAR AL SECUESTRO COMO UN CRIMEN CONTRA LA HUMANIDAD.

Foto: terra.com

ALDHU INSTA A PONER FIN A LA VIOLENCIA EN COLOMBIA Y A CALIFICAR AL SECUESTRO COMO UN CRIMEN CONTRA LA HUMANIDAD.

La Asociación Latinoamericana para los Derechos Humanos (ALDHU) condena enérgicamente el ajusticiamiento de cuatro rehenes por acción de  las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), como reacción a un   operativo de rescate que realizó el Ejército de Colombia, que no había sido consensuado con la guerrilla. En el violento operativo tres de los rehenes fueron asesinados con disparos en la cabeza y uno con disparos en la espalda.

ALDHU ha denunciado en los foros internacionales que el  secuestro es una práctica criminal, cruel e inhumana que somete a las personas retenidas a condiciones de cautiverio abusivas tanto física como psicológicamente, y que sus efectos se extiende a las familias y a la comunidad. Ante esta grave situación, ALDHU, ha presentado ante los gobiernos de la región y ante la comunidad internacional, una propuesta mediante la cual se sancione una convención que establezca  normas que caractericen el fenómeno del secuestro como un delito de lesa humanidad.

Al mismo tiempo estimamos que las declaraciones del Ministro de Defensa colombiano Juan Carlos Pinzón, son inaceptables al expresar que el rescate sin consenso estaba plenamente justificado en “la legitimidad que tiene la Fuerza Pública para defender los derechos de los colombianos”.  Más bien, ALDHU coincide con la declaración de la Oficina en Colombia de la Alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (DDHH), quien expresó que  la muerte de los secuestrados es “producto de la deshumanización progresiva del conflicto armado interno".

En estas circunstancias, en la cual tienen responsabilidades tanto el Gobierno y el  Ejército al insistir en provocar un rescate sin aprobación ni diálogo con el grupo insurgente, como por parte de las FARC, por su respuesta de violencia criminal, y su permanente practica del secuestro, como pretendida arma de presión política, solo se puede abogar por una solución negociada.

Es imperativo que las partes involucradas construyan las condiciones efectivas  que permitan finalmente la liberación de todos los cautivos y el fin de las prácticas del secuestro, como también de las acciones punitivas del Ejército y de los paramilitares.

ALDHU hace un llamado urgente a la comunidad internacional para redoblar los esfuerzos que contribuyan a establecer la paz y el pleno respeto a los derechos humanos y las practicas humanitarias, extremando las voluntades de las partes por obtener una salida política,  que consoliden el dialogo, la convivencia, la gobernabilidad y la democracia en Colombia.

Juan de Dios Parra Sepúlveda
Secretario General del ALDHU

ASOCIACIÓN LATINOAMERICANA PARA LOS DERECHOS HUMANOS (ALDHU)

28 de Noviembre de 2011


No hay comentarios:

Publicar un comentario