Páginas vistas en total

sábado, 19 de noviembre de 2011

ALDHU DENUNCIA REPRESIÓN POLICIAL EN CHILE

Foto: lqs-loquesomos.blogspot.com

(Santiago de Chile, 9 de Agosto de 2011) Durante la Marcha de Estudiantes Secundarios y Universitarios realizada el jueves 6 de Agosto de 2011, en Santiago y otras ciudades del país, en la cual fueron detenidos casi 1.000 estudiantes, la Asociación Latinoamericana para los Derechos Humanos, ALDHU denuncia que en esa jornada se vulneró el derecho a reunión libre y pacíficamente consagrado por la Constitución y por convenios internacionales.


Advertimos además, que en dicha manifestación se utilizaron medios absolutamente desproporcionados y violentos, con un uso masivo e indiscriminado de bombas lacrimógenas, considerando que era una manifestación en que participaron cientos de menores y adolescentes escolares y jóvenes universitarios, afectando sin distinción a la población, situación que claramente atenta contra la seguridad y la salud de las personas, poniendo en riesgo la vida, la seguridad e integridad física de los manifestantes.


Denunciamos ante la comunidad nacional e internacional, que dichas acciones desproporcionadas, excesivas y violentas son un atentando flagrante contra los Derechos Humanos y en especial en este caso, contra los derechos del niño, en cuanto la Convención sobre los Derechos del Niño, ratificada por el Estado de Chile, reconoce a todos los niños y niñas, particularmente a los y las adolescentes, su derecho a expresarse libremente, a asociarse, reunirse y a ser oídos. Los titulares de estos y otros derechos y garantías consagrados en este instrumento internacional, son todas las personas menores de 18 años.


Esta represión excesiva y violenta alcanzó ribetes peligrosos, atentatorios y de inusitada violencia, mediante el disparo de bombas lacrimógenas a distancia mediante el uso de carabinas; lanzamiento de granadas lacrimógenas usadas manualmente; el lanzamiento de gases tóxicos a través vehículos blindados.


Denunciamos que estos gases fueron lanzados al interior de condominios privados, al interior de estaciones del metro de Santiago, al interior de la sede del Partido Comunista, en las inmediaciones de un Hospital público; que se lanzaron granadas al medio de grupos de jóvenes; que se lanzaron bombas lacrimógenas mientras en la calle yace herida una joven estudiante que minutos antes había sido atropellado por un automóvil.


En un hecho inusitado que da cuenta de la desproporción en el uso de la fuerza, existen evidencias fotográficas y de videos sobre el lanzamiento de bombas lacrimógenas desde helicópteros de Carabineros.
Y finalmente que se hizo uso de policía montada contra grupos de jóvenes y menores y que se utilizó el carro lanza agua, apuntando en forma temeraria al cuerpo de niños y adolescentes.


ALDHU considera que la autoridad del Ministerio del Interior, responsable de la seguridad pública y del actuar de la Policía debe responder sobre estos métodos utilizados y aclarar frente a la opinión pública: cuáles son los protocolos, procedimientos y reglamentos de Carabineros para el uso de gases lacrimógenos; si existió autorización expresa para lanzar bombas lacrimógenas desde el aire; qué cantidad de gases o bombas lacrimógenas fueron utilizadas en esa jornada; cuál es la composición química de dichos gases y las consecuencias para la salud de las personas; y si existe alguna norma explícita para el uso de gases lacrimógenos contra a menores de edad.


Frente a la gravedad de las actuaciones denunciadas, ALDHU comparte y apoya la preocupación expresada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, por el “uso desproporcionado de la fuerza” contra los estudiantes secundarios y universitarios en las protestas del pasado jueves, así como apoya la solicitud hecha para que el Gobierno informe sobre los pormenores de la represión, con base al artículo 41 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos.


Coincidimos con la CIDH en cuanto que “el uso de la fuerza en manifestaciones públicas debe ser excepcional y en circunstancias estrictamente necesarias conforme a los principios internacionalmente reconocidos”.
Hacemos un llamado a las Comisiones de Derechos Humanos del Senado y de la Cámara de Diputados, para que soliciten información a las autoridades pertinentes sobre estos excesos represivos y que se investigue la virtual comisión de delitos que pudiera involucrar dicho actuar.


ALDHU reitera que el respeto a los Derechos Humanos es una obligación ineludible del Estado, por lo cual llama a las autoridades a garantizar el derecho que tiene la ciudadanía a reunirse libre y pacíficamente, derechos que están consagrados en el ordenamiento constitucional e internacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario